Las compañías históricamente han tenido éxitos limitados en la implementación de Analítica sistemáticos a través de sus operaciones. Los rápidos avances del siglo veintiuno en TI y software, los bajos costos tecnológicos en general y las nuevas estrategias y habilidades están haciendo posible que las empresas adopten herramientas más sofisticadas y las hagan parte de su toma cotidiana de decisiones. Un reciente estudio de Accenture revela que el 97% de los ejecutivos comprenden cómo la analítica podría beneficiar su cadena de suministros, pero sólo 17% la ha implementado en una o más de las funciones de supply chain.

NOTICIA: Cuatro estrategias para adaptar el retail al mundo multicanal

El crecimiento de las tecnologías digitales ha habilitado a las compañías para almacenar cantidad creciente de información y, subsecuentemente, las empresas requieren técnicas aún más poderosas para darle sentido a estos datos. Por ello la gestión de analítica avanzada se vuelve una capacidad crítica para el negocio. Aplicarlo en la cadena de suministro puede brindar los siguientes beneficios:

  • Incrementar las ventas mediante el aprovechamiento de análisis de precios, en la optimización de la disponibilidad de la plataforma, el rango macro y optimización del espacio, la segmentación de clientes y la optimización de la promoción: el crecimiento de ingresos hasta en un 5.2 por ciento.
  • Aumentar la ganancia bruta mediante el aprovechamiento de marketing y campañas de análisis, optimización de rebajas, análisis de prevención de pérdidas y la optimización de múltiples canales: aumento hasta de un 5.15% en la utilidad bruta.
  • Reducir los costos de operación mediante el aprovechamiento de la productividad del personal y la utilización, adquisición y análisis del costeo basado en actividades: reducción de costos de operación hasta en un 30.5 por ciento.
  • Reducir el capital de trabajo mediante el aprovechamiento de previsión y el capital de abajo: hasta un 30.5% de reducción del capital de trabajo.

NOTICIA: Tres estrategias para una experiencia de compra conectada e integral

La existencia de una base de clientes más fragmentada, con demandas más diversas, con un mayor conocimiento y acceso a la información global, con una creciente oferta de competidores, con una reducción del ciclo de vida de los productos lanzados al mercado y con ofertas omnicanal que facilitan el acceso a cualquier proveedor a nivel mundial, entre otras variables, hace que la implementación de una solución de Supply Chain Analytics se vuelva menester para aquellas organizaciones que toman conciencia de la necesidad de poder no sólo responder rápido a las necesidades de sus clientes, sino de anticiparlas adecuadamente.

Fabiola Vázquez es gerente de Consultoría especializada en Cadena de Suministro

mac