En el 2012, la Agencia Internacional de Energía (AIE) calculó que Estados Unidos se convertiría este año en el principal productor mundial de petróleo debido a una fuerte alza en la producción de crudo y gas no convencional que llevaría al país a conseguir la autosuficiencia energética, con lo que superaría a Arabia Saudita.

Esa proyección contemplaba que Arabia Saudita se mantendría como el principal productor hasta el 2035, año en el que Estados Unidos conseguiría la autosuficiencia energética, según el AIE. Pero en el mismo comunicado, reconocía que el reciente repunte en la producción estadounidense de crudo y gas no convencional, impulsado por tecnologías de extracción que están liberando recursos de crudo y gas de esquisto, está estimulando la actividad económica, con un gas menos costoso y unos precios de la electricidad que dan a la industria una ventaja competitiva"

Según la Agencia Internacional de Energía, Estados Unidos reinó a principios del siglo XX con el petróleo texano, puede pasar a dominar el siglo XXI con esta técnica de extracción del "oro negro".

Durante los últimos 150 años, la industria que rodea los combustibles fósiles domina las noticias internacionales, y dirige la ruta de muchas decisiones políticas. Sin duda el petróleo representa una parte esencial de la vida moderna a nivel mundial.

NOTICIA: Arabia Saudita amenaza con elevar producción petrolera de nuevo

El petróleo en Estados Unidos tiene una diferencia fundamental si lo comparamos con el petróleo en el medio oriente: La producción en los países asiáticos corresponde al crudo, mientras que la mayor parte de la producción en el país americano corresponde a petróleo esquisto.

NOTICIA: Irak está dispuesto a reducir producción de crudo

Pero, ¿cuál es la diferencia entre los dos?

El crudo, comúnmente llamado oro negro , puede ser obtenido de forma más sencilla al perforar la tierra o en el lecho marino y está compuesto de una combinación de hidrocarburos que se forma de los restos animales y fósiles, expuesto a gran presión durante millones de años. Para llegar a un yacimiento es necesario escarbar o perforar la tierra y después succionarlo hasta la superficie. Una vez que fue extraído, se envía a refinerías con el propósito de procesarlo en una muy diversa variedad de maneras. Este hidrocarburo simplemente depende de la forma en la que esté almacenado en el yacimiento, sea líquido, gas o atrapado en una roca porosa.

El petróleo esquisto se extrae de manera similar, pero tiene una composición diferente. Este tipo de petróleo está contenido en depósitos de rocas que deben ser taladradas y extraídas de forma sólida a la superficie, a diferencia del crudo que generalmente se encuentra en forma de fluido. Una vez que se extrae la roca pasará por procesos como pirólisis, hidrogenación, o disolución térmica, para remover químicamente la materia orgánica de la piedra.

Otra diferencia es que además de la perforación en vertical que se requiere, también es necesario taladrar de manera horizontal. Uno de los beneficios más claros de la extracción de esta variedad, es la posibilidad de extraer más energía sin la necesidad de otros pozos.

En términos de costos, extraer crudo es mucho más barato y eficiente que el petróleo esquisto. Una forma fácil de medir los costos es por barril; un barril de crudo puede tener un costo de 10 dólares, aunque el promedio global oscila entre los 30 y los 40 dólares por barril. Por otro lado la extracción del esquisto es de mínimo 40 dólares por barril, pese a los avances en las tecnologías requeridas para obtener estos minerales. En algunas áreas en donde la extracción se convierte en un verdadero reto el costo puede alcanzar los 90 dólares por barril.

En resumen el petróleo esquisto está más listo para usarse pero el crudo es más versátil, aunque requiere más refinación. A primera vista el costo de la extracción del crudo podría parecer más atractivo pero en el largo plazo mientras los yacimientos se vuelven cada vez más escasos los costos de extracción se volverán cada vez más altos.

NOTICIA: OPEP hace intento de última hora para salvar acuerdo petrolero

Lo ideal sería que las naciones que se dedican a la producción de petróleo empezaran a buscar otras maneras de producir energía sin tener que depender solamente del petróleo, que es un recurso no renovable y que su uso implica un deterioro al medio ambiente.

rarl