México ganó en los cinco primeros meses del año participación en el mercado de automóviles de Brasil, el más grande de América Latina, de acuerdo con cifras del Ministerio de Desarrollo, Industria y Comercio Exterior del gobierno de esa nación sudamericana.

De enero a mayo del 2011, las exportaciones mexicanas de automóviles dirigidas al mercado brasileño totalizaron 634 millones de dólares, 67.1% más a tasa anual.

Ese salto superó la subida de 49.7% de las importaciones brasileñas de automóviles procedentes de cualquier parte del mundo en el mismo periodo y también fue mayor al aumento de 17.1% de las exportaciones mexicanas de autos a todos los destinos en igual lapso.

Con el resultado a mayo, México avanzó más rápido frente a sus dos principales competidores en el mercado brasileño: Argentina vendió ahí autos por 1,491 millones de dólares, un alza de 28.6%, y Corea del Sur sumó 1,018 millones de dólares, un aumento de 40.4 por ciento.

A través del Acuerdo de Complementación Económica No. 55, los automóviles comercializados entre México y Brasil no pagan aranceles desde el 2007.

El mercado brasileño es muy relevante y conforme siga creciendo, esperamos aumentar nuestras exportaciones , dijo Hernán Morfin, director de Comunicación de Ford Motor Company México.

LIDERAZGO EN SEDANES

El auto subcompacto Fiesta que se produce en Cuautitlán, Estado de México, se comenzó a exportar a Brasil hace un mes, y el Fusion, que se ensambla en Hermosillo, Sonora, es el líder de los sedanes medianos en el mercado brasileño.

Armando Soto, presidente de la consultoría Kaso y Asociados, expuso que plantas de Ford, Nissan y Volkswagen establecidas en México se han especializado en exportar automóviles subcompactos, un segmento de gran demanda en Brasil.

En el mercado sudamericano, la Captiva Sport, producida por GM en Ramos Arizpe, Coahuila, fue reconocida como la mejor crossover en el 2009 y el 2010.

Hay buenas oportunidades para que las exportaciones de autos sigan creciendo en Brasil, tanto por su tamaño como por su dinamismo , dijo Soto. De enero a mayo del 2011, los brasileños importaron automóviles por 4,272 millones de dólares. En esas compras, la participación de México escaló a 14.8%, desde la de 13.3% reportada en el mismo periodo del 2010.

[email protected]