Papalote Museo del Niño, en alianza con Rotoplas, inauguró un nuevo espacio permanente que enseñará a través del juego a niños de tres a cinco años de edad el ciclo del agua, con el objetivo de que tengan conciencia del uso, ahorro y cuidado de este vital líquido.

En la exhibición ¡Atrapa el agua! los pequeños podrán jugar a captar el agua de lluvia y dirigirla por medio de tuberías móviles a un gran tinaco para utilizarla en distintas actividades del hogar. En esta increíble experiencia los pequeños descubren cómo es que este recurso llega a su hogar y la importancia de mantenerla limpia y purificada para su consumo.

En Papalote estamos preocupados por fomentar en los niños, desde sus primeros años, una cultura de aprovechamiento y uso eficiente del agua. En este sentido, la alianza con Rotoplas nos ha permitido lograrlo en la exhibición ¡Atrapa el Agua! Esta experiencia plantea a niños el reto de lograr captar el agua que cae del techo de la casita simulando que es de lluvia, acomodar la tubería móvil para que el agua se junte en unas tinas y usarla para regar las plantas , mencionó Dolores Beistegui, directora general de Papalote Museo del Niño.

Por su parte, la directora de Marketing, Erika Domínguez Zermeño, destacó: Llevar más y mejor agua a la gente y generar conciencia del uso, cuidado y reutilización de este vital líquido es nuestra misión principal. Por eso nos enorgullece aportar una muestra a escala de lo que hace nuestra empresa. Es sembrando una semilla de conciencia como podemos hacer que nuestros niños se conviertan en adultos responsables .

La exhibición permanente ¡Atrapa el agua! se ubica en un nuevo espacio para pequeños llamado Patio de Aventuras, el cual cuenta con cinco áreas de juego en gran tamaño para que los niños vivan una experiencia de juego libre y de rol, en el que recrearán situaciones imaginarias, combinándolas con hechos reales.