El sector del autocuidado de la salud y el uso de medicamentos de venta libre (OTC) reportó un crecimiento de entre 4 y 7% en promedio en el último año, debido a que la pandemia por Covid-19 propició que la población ponga más atención a los síntomas de sus padecimientos, sostuvo la Asociación de Fabricantes de Medicamentos de Libre Acceso (Afamela).

Ricardo Ramírez, director ejecutivo de Afamela, dijo que las categorías de medicamentos que crecieron más son los relacionados con los síntomas no graves del Covid-19 como analgésicos, antipiréticos, alergias, medicamentos para dormir, vitaminas, así como los ligados de accidentes leves en el hogar y en general porque son productos recomendados como preventivos, en términos de tener botiquín en casa.

En conferencia de prensa virtual, refirió que la forma de interactuar con los médicos, a raíz de la pandemia, también cambió y el uso del internet detonó las compras de medicamentos en línea, lo cual creará un cambio positivo de la población en el autocuidado de la salud.

En el marco de la celebración del día Mundial del Autocuidado, que se celebra cada 24 de julio, Javer Schacht, presidente del Consejo directivo de Afamela, comentó que el confinamiento ha dado visibilidad a los beneficios que genera el uso responsable de medicamentos de libre venta para las personas y el sistema de salud, debido a que permiten la prevención y tratamiento de padecimientos por parte de las personas, lo que reduce el  agravamiento de síntomas y, en muchos casos, evita consultas y hospitalizaciones.

De acuerdo con la Afamela, los medicamentos de venta libre representan el 14% del mercado farmacéutico de México.

Los directivos reconocieron que el crecimiento en este nicho pudo ser mayor a lo hasta hoy presentado, de hasta 7%, pero la venta en línea impacto en la venta presencial.

No obstante, la industria farmacéutica enfrentó  undecrecimiento de 2% durante el último año, sobre la venta de medicamentos relacionados con distintas enfermedades.

“Los OTC cuentan con recomendaciones sobre su uso en los paquetes, así como infografías de los mismos, de modo que el limite de su uso, es el que indica es el referido, ante la posibilidad de presentar síntomas adicionales, la recomendación es visitar al médico”, sostuvo Ramírez. Aclaró que se debe entender que los OTC no están diseñados para retrasar o evitar la visita al médico, son herramientas complementarias.

“Un aspecto positivo tras la pandemia es que, en solo unos meses, la cultura del autocuidado en México haya tenido su mayor crecimiento en más de una década. Entendimos que mantenernos sanos es, en buena medida, responsabilidad de cada uno de nosotros”, comentó.

lilia.gonzalez@eleconomista.mx