Santander, BBVA, Scotia Bank y HSBC otorgaron un crédito sindicado por 40,000 millones de pesos a Coppel.

Se trata del mayor crédito sindicado otorgado a una empresa en México y “alrededor de 38,000 millones de pesos se utilizarán para mejorar el perfil de nuestra deuda, que tenía vencimientos muy fuertes en 2021, 2022 y 2023”, explicó Antonio Suárez Lara, director ejecutivo de Finanzas de Grupo Coppel.

“Tendremos más recursos para fortalecer nuestras operaciones. Son muchas cosas, pero destaca lo relacionado con comercio electrónico y logística”, puntualizó.

Las negociaciones para esta operación financiera comenzaron en octubre del año pasado, “los bancos reconocen la fortaleza de Coppel y el grupo da un paso que afirma nuestra confianza en el futuro”, dice Suárez Lara. En 2021, el grupo comercial originario de Sinaloa tuvo ingresos por 188,000 millones de pesos. Sus ventas se incrementaron alrededor de 3%, impulsadas por el buen desempeño del comercio electrónico, que permitió compensar la caída de las ventas en las tiendas físicas, y “el pronóstico para 2021 es crecer a doble dígito. Desde octubre empezamos a sentir un mayor movimiento en los mercados en los que operamos (tiendas, zapaterías y sector financiero). Si bien 2020 no es un referente ideal, hay que tener en cuenta que fuimos uno de los que sí creció en un año muy difícil. La crisis golpeó a muchos en el sector comercio. Nuestra apuesta es reforzar nuestra posición de liderazgo…somos una de las 20 empresas más grandes de México”.

El crédito sindicado permitirá suavizar la curva de vencimientos de la deuda de Grupo Coppel, subraya Antonio Suárez, entre 2021 y 2023 tendrían que pagar entre 80 y 90% de una deuda que asciende a alrededor de 38,000 millones de pesos.

El plazo se extiende a 5 años, como consecuencia de este acuerdo con cuatro instituciones. Más allá del refinanciamiento, de acuerdo con el CFO de Coppel, los recursos se aplicarán en cuatro prioridades: tecnología analítica y e-commerce; infraestructura logística para resolver la última milla; desarrollo de nuevos formatos comerciales y nuevos servicios, y, cuarto, expansión de las tiendas que trabajan con el formato actual.

El crédito de 40,000 millones es el mayor otorgado en América Latina vinculado a Sostenibilidad. Considera dos indicadores clave de desempeño: la participación de mujeres en posiciones de liderazgo y la capacidad instalada de energía solar dentro de la empresa.

Antonio Suárez lo detalla: “en el grupo se incrementará de 35 a 40% la participación de mujeres en posiciones de liderazgo, entendido como encabezando un grupo de trabajo. En lo relativo a generación de energía eléctrica, el objetivo es que 876 de las 1,600 tiendas tengan instalados paneles solares”.

La sostenibilidad no es una opción para las empresas mexicanas, ni siquiera es el futuro porque es algo que importa aquí y ahora, dice Antonio Suárez, un ejecutivo que llegó el año pasado a Coppel, luego de trabajar 13 años en Femsa y dos en Lala.

Grupo Coppel fue fundada en 1939 en Mazatlán por Luis Coppel Rivas y su hijo Enrique Coppel Tamayo. Entonces era una tiendita que se llamaba El Regalo y abrió su primera sucursal en Culiacán en 1941. El nombre de Coppel data de 1956. Ahora, el grupo tiene operaciones en México y Argentina.

empresas@eleconomista.mx