El Pleno de la Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel) revisará la versión final del Convenio Marco de Interconexión, elemento clave para que Telmex pueda modificar su título de concesión; el documento podría estar aprobado en dos semanas.

El anteproyecto del Convenio lo presentó ayer al pleno Gonzalo Martínez Pous, comisionado del órgano regulador y presidente del Comité Consultivo de Convergencia, quien estuvo a cargo del proyecto.

De acuerdo con Martínez Pous, el pleno podría concluir la revisión del documento en aproximadamente dos semanas, estimó que para el 21 de marzo.

Una vez que el documento sea aprobado, éste será enviado a la Comisión Federal de Mejora Regulatoria (Cofemer) para consulta pública y a ello seguirá su publicación en el Diario Oficial de la Federación para que entre en vigor.

Con base en el Acuerdo de convergencia de la SCT publicado en el 2006, previo a la modificación del título de concesión de Telmex, ésta debe cumplir con la portabilidad de números, la interoperabilidad e interconexión de redes, a partir de un Convenio Marco de Interconexión, que debe emitir la Cofetel.

El Comité Técnico para la Convergencia estuvo presidido por Martínez Pous y participaron 29 miembros, entre especialistas y empresas, incluida Telmex, y tuvieron siete sesiones ordinarias.

A través de un comunicado, la Cofetel explicó: El documento ofrece un enfoque moderno, simplificado y convergente que pretende garantizar que la interconexión se lleve a cabo en forma no discriminatoria, independientemente de la tecnología utilizada por los concesionarios en sus redes .

Martínez Pous ha dicho que el Convenio Marco de Interconexión es relevante porque esta herramienta regulatoria por sí misma es muy útil para garantizar las condiciones de interconexión entre Telmex y el resto de las empresas .

Con la emisión de dicho convenio se cumple la última condicionante que se le impuso a Teléfonos de México en el Acuerdo de convergencia; el documento en una primera versión se presentó en sesión del pleno en enero del 2011 y se preveía que una versión final podría ser aprobada entre abril y mayo del año pasado; sin embargo, fue hasta septiembre cuando se reiniciaron los trabajos.

[email protected]