Humberto Jasso Torres, nuevo presidente ejecutivo de la Cámara Nacional de las Industrias Azucarera y Alcoholera (CNIAA), afirmó que las campañas publicitarias podrían contraer el consumo hasta 5%, debido a que no son una política adecuada de combate a la obesidad.

En conferencia de prensa, expuso que se calcula que el efecto de la política contra la obesidad podría impactar hasta en 200,000 toneladas, pues eliminar el azúcar de caña de alimentos y bebidas no reduce el contenido calórico, ni resuelve la obesidad o la diabetes.

Jasso Torres externó sus preocupaciones porque este sector ha sido blanco de “ataques injustificados contra el azúcar de caña”, que pueden estar propiciando reformulaciones en la industria alimenticia que no siempre benefician a la salud.

Cabe destacar que la industria que genera 485,995 empleos directos buscará que el nuevo gobierno establezca lineamientos específicos sobre lo que realmente provoca la obesidad en México y recordó que edulcorantes procesados químicamente como el jarabe de maíz de alta fructosa aparecieron en el mercado hace 30 años y su crecimiento ha coincidido con el incremento en el deterioro de los índices de salud relacionados con esos males.

Recordó que, en el 2017, el consumo de azúcar en el país fue de 4 millones 282,000 toneladas y en lo que va del año es de 4 millones 50,000 toneladas, esto es 232,000 toneladas menos, derivado de los lineamientos contra el azúcar promovidos por diversas Organizaciones No Gubernamentales.

Mencionó que las 200,000 toneladas que dejaron de consumirse en México este año se convierten en excedente, ya que han salido fuera de Norteamérica, pero el riesgo de que no se consuman al interior del país es que también disminuyan los sueldos de los cañeros.

[email protected]