En septiembre del 2015, el valor de la producción de las empresas constructoras en México fue de 36,930 millones de pesos, es decir, prácticamente el mismo que registró en el mismo mes del 2014, lo que implica que al medir su crecimiento a tasa anual, éste fue de 0% en los últimos 12 meses; esto, con cifras ajustadas por estacionalidad, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Si bien tal variación es poco alentadora, la comparación con la caída de 0.7% registrada en agosto del 2015 perfila cierta recuperación al revertir la baja e incluso un probable cambio de tendencia para lo que resta del año, en congruencia con el reporte del Producto Interno Bruto a nivel nacional, que al cierre del tercer trimestre fue de 2.5%, mientras que el de la construcción, de 3.6 por ciento. Además, es en el cuarto trimestre del año donde el rezago en el gasto del gobierno tiende a nivelarse con el presupuestado por el Congreso para todo el año, hecho que podría estimular el magro crecimiento en lo que va del año.

En cuanto al personal ocupado por las empresas constructoras, éste fue 1.5% menor al que laboraba en el mismo mes del año anterior. Al interior de esta cifra, el número de obreros se redujo en 0.4% y las remuneraciones en términos reales a los mismos también retrocedieron 0.1 por ciento. En el caso de los empleados en esta industria, el número de contratos se redujo en 2.1%, aunque las remuneraciones, una vez descontada la inflación, crecieron 0.2%, ambos respecto de septiembre del 2014.

Edificación, al rescate

En las cifras sin ajuste estacional, las cifras a septiembre del 2015 arrojan una baja de 0.2% en el valor de la producción de las empresas constructoras, comparado con el del mismo mes del 2014. Al interior de ésta se aprecia un crecimiento de 5.5% en edificación que contrastan con la baja de 1.7% en la construcción de obras de ingeniería civil y también una caída de 17% en el valor de los trabajos especializados para la construcción.

En la ponderación del valor generado por las empresas constructoras, se tiene que el segmento de edificación representa 46.9%; la construcción de obra civil, 44.1%, y los trabajos especializados para este sector, 9.0%; ello explica por qué la fuerte caída en la generación de valor de las empresas constructoras no se tradujo significativamente en el resultado final.

Desde la óptica del contratante, las empresas privadas generan 53.2% del valor de la construcción, mientras que el sector privado, el restante 46.8%; todo esto, de acuerdo con las cifras del Inegi al mes de septiembre del 2015.

En el valor de la construcción por entidad federativa, Nuevo León lidera con 12.5% la tabla del valor generado; en segundo lugar se ubica Jalisco, con 8.4%, y en el tercer sitio, el Estado de México, con 6.7 por ciento. En el fondo del ranking se ubicó Morelos y Tlaxcala, con 0.4% cada una.

[email protected]