Fiscales alemanes dijeron este jueves que seis ex empleados del fabricante de armas Heckler & Koch fueron acusados de violar las leyes sobre comercio y armas de guerra al vender armamento destinado a cuatro estados mexicanos.

Heckler & Koch estuvo bajo presión en mayo, cuando un reporte de autoridades aduaneras alemanas reveló que la compañía vendió armas que tenían como destino estados mexicanos, en una violación a una veda a las exportaciones dirigida a evitar que cayeran en manos de fuerzas policiales corruptas.

NOTICIA: Un negocio de 6,000 mdd ¿permite tener un control de armas en EU?

El fabricantes de armas es uno de los más exitosos del mundo. Su rifle de asalto HK416 habría sido utilizado para matar a Osama bin Laden y el G36 es usado de manera estándar en los ejércitos de todo el mundo.

Activistas de derechos humanos han sostenido que algunas de sus armas terminaron en la ciudad de Iguala, en el estado de Guerrero, donde 43 estudiantes fueron secuestrados el año pasado y, según las investigaciones, luego habrían sido asesinados por traficantes de drogas que trabajaban con policías corruptos.

Las seis personas han sido acusadas de haber participado en la entrega de 16 rifles y partes a México entre el 2006 y el 2009, con conocimiento de que las armas iban a terminar en estados que no están incluidos en la licencia de exportaciones de Alemania, informó en un comunicado la fiscalía de Stuttgart.

NOTICIA: Smith & Wesson ve el futuro de color rosa, en pleno debate sobre armas

La oficina no entregó los nombres de las seis personas acusadas y precisó solamente que se trataba de un ex representante de ventas de Heckler & Koch en México, un empleado del departamento de ventas de la compañía, dos directores de ventas y dos gerentes generales.

Además desestimó una investigación sobre otros 13 sospechosos. Una corte regional en Stuttgart decidirá ahora si el caso es lo suficiente fuerte como para iniciar un juicio.

Heckler & Koch informó que ha tomado en cuenta los cargos y que ha entregado a las autoridades los resultados de una investigación independiente que le encargó al auditor KPMG en el 2012.

erp