Las Comisiones Unidas de Relaciones Exteriores, Relaciones Exteriores con América del Norte, Economía, Puntos Constitucionales y de Trabajo y Previsión Social del Senado de la República aprobaron por unanimidad el Protocolo Modificatorio al Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

Durante la discusión, en la que estuvo presente el subsecretario para América del Norte, de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) Jesús Seade, los senadores de las comisiones expresaron sus dudas sobre el acuerdo, principalmente en materia laboral y la industria de aluminio y acero.

Cuestionado por la senadora de Acción Nacional (PAN), Josefina Vázquez Mota, sobre los agregados laborales para la revisión del cumplimiento de la Reforma Laboral en el tratado, el subsecretario descartó la presencia de la figura.

El subsecretario para América del Norte aseguró que en el tratado los inspectores quedaron fuera y declaró que los “agregados laborales es algo que apenas nos enteramos; no sé si fue culpa nuestra no leerlo. Es algo que nunca ha sido consultado con nosotros”.

Seade dijo que si la función del agregado laboral será inspeccionar la evolución de la Reforma Laboral “y de ver qué pasa con el respeto de los derechos laborales en la planta tal y en la planta tal otra, es algo que no podemos aceptar”.

Reiteró que las autoridades mexicanas no se encuentran de acuerdo con este nombramiento por lo que adelantó que mantendrá contacto con la embajada de Estados Unidos en México para discutirlo “pero no es algo que tenga ni la más remota base en el acuerdo”.

Respecto al impacto en la industria del acero, Seade Kuri, mencionó que México es un país muy competitivo en acero, debido a que tiene el mineral, grandes acereras y salarios competitivo, además de tecnología y buena mano de obra.

“Tenemos todas las de ganar, pero requiere ponernos las pilas y ganar lo que podemos ganar, no es algo que se gane en automático, pero sí con una buena política industrial”.

abr