El comercio minorista de México se encuentra estancado y por debajo de los niveles previos a la pandemia de coronavirus. En junio de 2021, las ventas al menudeo cayeron 2% respecto al mismo mes de 2019, de acuerdo con datos del Inegi (el Instituto Nacional de Geografía y Estadística).

Los ingresos del comercio parecían emprender una dinámica de recuperación pujante hasta marzo de 2021, pero luego comenzaron un periodo errático hasta concluir el primer semestre del año por debajo de los niveles de 2019.

Comparar con los resultados de 2020 sería una aberración, porque las medidas para contener la pandemia de coronavirus —distanciamiento social, confinamiento en casa, políticas públicas de restricción de actividades públicas— desplomaron el volumen de los negocios.