Los ingresos por suministros de bienes y servicios de los establecimientos comerciales al por menor, que es el monto que obtuvo la empresa por todas aquellas actividades de producción, comercialización o prestación de servicios, aumentó 5.0% a tasa anual desestacionalizada durante octubre del 2014, cuando el mes previo se registró un incremento de 4.2%, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

El repunte de este indicador derivó, principalmente, de los ascensos anuales, con ajuste estacionario, en comercio al por menor exclusivamente a través de Internet, y catálogos impresos, televisión y similares (96.0%); artículos usados (40.6%); muebles para el hogar y otros enseres domésticos (34.0%); artículos de perfumería y joyería (29.2%); artículos de papelería, libros, revistas y periódicos (26.2%); calzado (18.4%); abarrotes y alimentos (16.5%); automóviles y camionetas (11.2%), y partes y refacciones para automóviles, camionetas y camiones (8.9 por ciento).

Los rubros que registraron las caídas más pronunciadas fueron combustibles, aceites y grasas lubricantes (2.8%); bebidas, hielo y tabaco (5.6%); ropa, bisutería y accesorios de vestir (6.9%), y mobiliario, equipo y accesorios de cómputo, teléfonos y otros aparatos de comunicación (8.2 por ciento).

Por tendencia, en comparación con septiembre pasado, sobresale la trayectoria de expansión que se observó en artículos usados; calzado; artículos de papelería, libros, revistas y periódicos; autopartes; artículos para la decoración de interiores; productos textiles, excepto ropa, y abarrotes y alimentos.

En cuanto al mercado laboral del comercio minorista, los resultados exhibieron señales de desaceleración. Para el décimo mes del año en curso, el personal ocupado en este sector ostentó una variación anual desestacionalizada de 2.5%, tras crecer 2.7% el periodo anterior. Las remuneraciones por persona pasaron de -2.0 a -1.8%; ostenta cuatro desplomes consecutivos.

A tasa mensual, los ingresos minoristas disminuyeron, por segundo mes al hilo, 0.11%, aunque el periodo previo la reducción fue mayor (0.68 por ciento).

Comercio mayorista con tendencia ascendente

Los ingresos por suministro de bienes y servicios en las empresas comerciales al por mayor aumentaron 2.6% a tasa anual ajustada en el mes de referencia, que representa un incremento de 0.8 puntos porcentuales respecto a septiembre del 2014.

Lo anterior resultó, fundamentalmente, de las alzas anuales en intermediación de comercio al por mayor, excepto a través de Internet y de otros medios electrónicos (15.6%); maquinaria y equipo agropecuario, forestal y para la pesca (9.2%); productos textiles y calzado (9.1%); productos textiles y calzado (9.1%); papelería, libros, revistas y periódicos (8.7%), y productos farmacéuticos (8.4 por ciento).

Mientras los descensos se presentaron en electrodomésticos menores y aparatos de línea blanca (1.3%); camiones y de partes y refacciones nuevas para automóviles, camionetas y camiones (1.9%); abarrotes y alimentos (3.0%); artículos de perfumería, cosméticos y joyería (6.1%); maquinaria y equipo para la industria (11.5%), y discos, juguetes y artículos deportivos (23.1 por ciento).

En el campo de trabajo se percibió sosiego. En octubre del presente año, el personal ocupado mayorista sólo ascendió 1.5% anual, frente 0.3% previo; las remuneraciones por persona se contrajeron menos al pasar de -4.6 a -1.7 por ciento.

Resultados mixtos sin ajuste

Con variaciones anuales y cifras originales, los ingresos por suministro de bienes y servicios en las empresas minoristas avanzaron de 4.5 a 5.6% en el décimo mes del año, como consecuencia de alzas, en comercio exclusivamente a través de Internet, y catálogos impresos, televisión y similares; artículos de papelería, para el esparcimiento y otros artículos de uso personal; abarrotes, alimentos, bebidas, hielo y tabaco, entre otros.

Los ingresos mayoristas desaceleraron al transitar de 5.1 a 1.0% en el periodo de referencia.

El personal ocupado mayorista creció 1.5% en octubre, en comparación a igual mes del 2013, y en las minoristas fue de 2.4%; las remuneraciones medias reales pagadas en el comercio al por mayor se derrumbaron 0.3% y en las empresas al por menor 1.4 por ciento.

Para Joan Enric Domene, analista de Invex, los datos del mes en cuestión mostraron un mejor desempeño de las ventas minoristas a tasa anual, debido a una base de comparación más baja en el mismo periodo del año anterior; aunque a comparación mensual, éstas cayeron por segundo mes consecutivo, que sugiere una menor inercia en la recuperación del sector al inicio del cuarto trimestre del año.

A pesar de que los sectores mayorista y minorista aumentaron la tasa de ocupación, las remuneraciones reales medias de ambos sectores continuaron a la baja, cuya evolución podría restringir la recuperación del consumo.

El especialista aseveró que el mejor dinamismo de la economía nacional, impulsada por el sector industrial, permitirá un incremento de la inserción laboral y, por ende, un fortalecimiento del consumo en el último trimestre del año.

Metodología del INEGI

La gran mayoría de las series económicas se ven afectadas por factores estacionales, que son efectos periódicos que se repiten cada año y cuyas causas pueden considerarse ajenas a la naturaleza económica de las series, como son las festividades, el hecho de que algunos meses tienen más días que otros, los periodos de vacaciones escolares, el efecto del clima en las diferentes estaciones del año, y otras fluctuaciones estacionales, de acuerdo con la metodología del INEGI.

En este sentido, la desestacionalización o ajuste estacional de éstas consiste en remover estas influencias intra-anuales periódicas, debido a que su presencia dificulta diagnosticar o describir el comportamiento de una serie económica al no poder comparar adecuadamente un determinado mes; las cifras desestacionalizadas también incluyen el ajuste por los efectos calendario (frecuencia de los días de la semana y, en su caso, la semana santa).

Además, el Instituto señala que al irse agregando la información de noviembre de los últimos 3 años, el efecto del Buen fin se ha ido incorporando gradualmente en el ajuste estacional de las ventas al por menor, ya que es un efecto que modifica la estacionalidad de la serie de tiempo.

[email protected]