La Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) deberá analizar caso por caso, alianza por alianza entre aerolíneas nacionales y extranjeras que soliciten la inmunidad antimonopolio tras las modificaciones al convenio aéreo sobre aviación entre México y Estados Unidos, el cual quita restricciones para el número de empresas que puedan volar entre pares de ciudades.

En respuesta a la solicitud de opinión hecha por el titular de la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC), Gilberto López Meyer, en el contexto de negociación del nuevo acuerdo, sobre la existencia de un mecanismo para aprobar la petición de las empresas, refirió que sí, porque técnicamente forma parte de la figura de concentración.

La firma del convenio bilateral se retrasó algunos días, según informó Interjet, porque Aeroméxico solicitó que se incluyera en el mismo la figura de inmunidad antimonopolio, que finalmente quedó integrada en uno de los anexos.

La semana pasada, el director de Aeroméxico, Andrés Conesa, afirmó que en el primer trimestre del próximo año presentará su solicitud ante las autoridades de México y EU por su alianza con Delta.

Queremos estar listos para cuando entre en vigor el nuevo convenio, por eso haremos la petición correspondiente , dijo el directivo en la presentación de un nuevo avión Embraer.

La complejidad de la inmunidad

En su respuesta a la DGAC, la Cofece refiere que a nivel internacional las alianzas han cobrado relevancia y que bajo ciertas circunstancias pueden generar eficiencias en beneficio de los consumidores (mayor número de vuelo, mejores precios y mejores servicios, entre otros).

No obstante, los efectos podrían ser potencialmente nocivos al proceso de competencia y libre concurrencia, por ejemplo, si por virtud de la alianza se redujera la oferta o la variedad en ciertos tramos (...) debido a la ausencia de presiones competitivas , explicó la comisión a López Meyer.

[email protected]