La Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) consideró que la preconvocatoria de licitación para el desarrollo del Tren de Alta Velocidad (TAV) México-Querétaro tuvo elementos que podrían desincentivar la competencia entre interesados, y que la falta de información daría ventaja a los agentes económicos que hayan participado en licitaciones previas .

La Cofece indicó como limitante para un proceso de libre concurrencia que el financiamiento proviniera sólo de instituciones de crédito a exportación del país donde se importen los insumos -como una obligación y no como una recomendación-, lo que beneficiaría a empresas de centros productores, como China, y limitaría al resto.

Además, aseguró: Atar el precio ofrecido por la construcción del proyecto a la oferta de financiamiento para el gobierno federal como parte de un mismo elemento para evaluar la oferta económica podría constituir una ventaja exclusiva en favor de aquellos licitantes que se encuentren vinculados con una fuente de financiamiento .

Consideró también que faltaba información para presentar propuestas, sugiriendo una revisión de los tiempos establecidos; como ejemplo, se refirió a la matriz base de puntos con los criterios de ofertas técnicas, porque no tener su versión definitiva con la debida anticipación reduciría el tiempo efectivo para elaborar propuestas.

La Cofece también sugirió que las empresas participantes pudieran adquirir por separado el material rodante. Finalmente, recomendó quitar la obligación de que participara al menos una empresa mexicana con experiencia en construcción, porque obstruiría la libertad de elegir a los mejores socios.

A petición de la Dirección General de Transporte Ferroviario, la Cofece emitió el viernes su opinión sobre el nuevo proceso (el año pasado se revocó el fallo que se había asignado a un consorcio integrado por China Railway Construction Corporation y las mexicanas Teya, GIA y Prodemex).

El gobierno se comprometió a publicar el jueves la convocatoria del proyecto que implicará una inversión de más de 50,000 millones de pesos.

El titular de la SCT, Gerardo Ruiz Esparza, aseguró que ya pidió a la Secretaría de la Función Pública que el anterior proceso de licitación del TAV sea auditado por un despacho extranjero ajeno totalmente al gobierno , para disipar dudas.

SCT atenderá 21 sugerencias de la Comisión Federal de Competencia

La SCT informó en un comunicado que incorporará 21 de las 23 recomendaciones emitidas por la Cofece a las bases de licitación del Tren de Alta Velocidad México-Querétaro, las cuales incluyen precisiones que aclaran el texto del documento.

En el documento, explica que en la propuesta original preservará el punto que garantiza en el proyecto la participación de la industria mexicana de la construcción y de la ingeniería nacional, ya que forman parte de una política pública de promoción, pues la construcción de la obra civil de este proyecto sería inexplicable sin la participación de empresas mexicanas .

Asimismo, no atenderá la separación, por subcontrato, del material ferroviario y el rodante, con lo que se asegura una operación adecuada, evitando así replicar la desafortunada experiencia de la Línea 12 del Metro. La SCT solicitó a la Cofece sus propuestas para ampliar el alcance de la consulta y asegurar que el contenido de las prebases incentive la participación de más licitantes.

La dependencia federal precisó que las recomendaciones de la Cofece tienen carácter no obligatorio.

[email protected]