La estrategia de expansión de Walmart en el comercio electrónico ha topado con la pared antimonopolios. La Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) anunció formalmente que negó a la empresa minorista la compra de la firma de capital chileno Cornershop, dedicada a la logística de exhibición, compra y entrega inmediata de productos de tiendas de autoservicio.

“La transacción propuesta por los agentes económicos podría generar incentivos para desplazar indebidamente o impedir el acceso de otros competidores a la plataforma de Cornershop y obstaculizar el desarrollo de nuevas plataformas”, indicó la Cofece en un comunicado.

De concretarse la transacción existían tres riesgos, expuso la Cofece. Primero, que Cornershop se rehusase a proporcionar su servicio a los compradores de Walmart; segundo, que esta empresa se negara a comercializar sus productos a través de plataformas competidoras de Cornershop, y tercero, que las tiendas competidoras de Walmart abandonaran la plataforma para evitar compartir información estratégica con la minorista.

A través de la aplicación de Cornershop, los usuarios pueden entrar virtualmente a las tiendas que están dadas de alta en la plataforma (en México están disponibles Superama, Walmart, Chedraui, Costco y Petco), hacer un pedido de mercancías y recibirlo en su domicilio o lugar de preferencia.

La labor de compra y entrega la efectúan personas que trabajan a comisión en la plataforma, llamados shoppers por la empresa, que los capacita para elegir “los mejores productos” y mantenerse en constante comunicación con los usuarios finales en caso de que alguna de las cosas solicitadas no esté disponible. “La adquisición de Cornershop añade escala y mejora las ventas de alimentos en línea en el subsegmento de pedidos a tiendas”, informó en septiembre del año pasado citibanamex, cuando la operación fue anunciada.

Se trata de la primera vez que la Cofece rechaza una concentración que involucra a una empresa tradicional y a una plataforma digital.

Tras el anuncio de la Cofece el banco expuso que “Walmex (Walmart) pierde en ciertos aspectos de lo que Cornershop podría haber contribuido. Entre ellos, una solución a las entregas de última milla, tecnología y aplicación totalmente desarrolladas, masa crítica de una plataforma diversa, densidad de red local, y reputación de servicio oportuno y de calidad”.

El banco indicó que esperaban que el precio de las acciones de Walmart “se contrajera entre 1.5 y 3%, por debajo del aumento de 3.5% ocurrido cuando Walmex anunció inicialmente la adquisición de Cornershop”.

Cornershop fue fundada en Chile en el 2015 y ese mismo año fue lanzada en México. En nuestro país compite con aplicaciones como Rappi y en otros países con servicios como Glovo y Mercadoni.

La Cofece recordó que la Ley Federal de Competencia Económica permite a los agentes económicos presentar condiciones para eliminar los riesgos al proceso de competencia identificados de llevarse a cabo la operación. “En este caso, los compromisos propuestos por Walmart y Cornershop resultaron insuficientes para evitar los posibles efectos negativos de la concentración”, explicó.

Refirió que “los agentes económicos solicitantes de la concentración tienen el derecho de acudir al Poder Judicial de la Federación para que sea revisada la legalidad de la actuación de la comisión, a través de un juicio de amparo indirecto”.

[email protected]