La Superintendencia de Industria y Comercio de Colombia (SIC) aplicó una multa por 560 millones de pesos colombianos (unos 319,000 dólares) a la empresa Claro del mexicano Carlos Slim, que en diciembre pasado fue sancionada por cobros indebidos a sus clientes del servicio de televisión.

La sanción, dada a conocer este miércoles, es la más alta impuesta por la SIC en materia de protección al consumidor de telefonía celular. La decisión de aplicarla se basó en las denuncias de 12 ciudadanos por la activación y cobro del servicio de roaming internacional sin la solicitud expresa y previa de los consumidores.

La SIC adelantó la correspondiente investigación y encontró que la empresa Comunicación Celular S.A. – Comcel S.A. (Claro) viene activando este servicio sin que los usuarios lo requieran previa y expresamente a través de los mecanismos de atención, es decir, se comprobó que el operador activaba este servicio con la suscripción del contrato , precisó la autoridad en un comunicado.

La SIC agregó que los 12 afectados con los cobros quedan exentos de su pago, y aclaró que en caso de que alguno lo haya efectuado la empresa devolverá la suma cancelada por concepto de cobro del servicio de roaming internacional.

Pablo Felipe Robledo, titular de la SIC, dijo que por ningún motivo un operador puede activar el servicio de roaming de llamadas y navegación a un usuario sin que éste lo solicite expresamente y conozca las tarifas y cargos que debe asumir por tal servicio.

Esta sanción se trata de una primera instancia, por lo que el operador mexicano tiene distintos recursos de ley para apelar la determinación.

En estos momentos, agregó Robledo, existen 100 investigaciones en proceso debido a diferentes causas, pero que vinculan a todos los operadores de telefonía móvil de Colombia.

ACTITUD REITERADA

El 3 de diciembre pasado, la SIC aplicó una sanción Claro, antes Telmex, por haber multado a más de 10,000 clientes quienes dieron por terminados sus respectivos contratos de servicios de televisión por suscripción, bajo el argumento de que habían incumplido las cláusulas de permanencia mínima.

La sanción a Telmex es por haber pactado y haber hecho efectivo las cláusulas de permanencia mínima de los contratos de prestación del servicio de televisión por suscripción, incumpliendo los condicionamientos que por dos años le impuso la Comisión Nacional de Televisión en 2008 , informó en su momento Robledo en conferencia de prensa, un día después de haber dado a conocer la sanción.

El funcionario explicó que Claro tenía prohibido ejecutar los términos de permanencia mínima, pero la SIC encontró que entre enero del 2009 y enero del 2010, fecha en la que expiraba dicho condicionamiento, la empresa aplicó esas cláusulas a 9,135 contratos, cuyo costo total ascendió a 1,651 millones de pesos colombianos.

Robledo señaló que la empresa debe devolver el dinero a los clientes afectados. No estamos diciendo que las cláusulas de permanencia sean ilegal, sino que en este caso no se siguió la norma .

CORRECCIÓN 17/01/2013: En una versión anterior de este artículo se calculó mal la cantidad en dólares de la sanción contra Claro. La cifra correcta es 319,000 dólares.

Contenido de la Red Iberoamericana de Prensa Económica