El gobierno mexicano instó a la administración estadounidense de Donald Trump a fortalecer los vínculos comerciales y financieros que tienen ambas economías, en lugar de frenar el comercio con decisiones migratorias, que también afectarán a la industria de ese país ante la interconexión de las economías.

Ernesto Acevedo Fernández, subsecretario de Industria y Comercio de la Secretaría de Economía, reconoció que la decisión de Estados Unidos de asignar parte de su personal aduanero en otras labores de inspección migratoria “ha entorpecido sin duda el tráfico de camiones y personas hacia EU”.

Al reunirse con la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra), el funcionario dijo que es importante que a la industria estadounidense se le informe que estas decisiones administrativas tienen un efecto negativo, y también van a repercutir en los connacionales.

El subsecretario de Economía precisó que la industria automotriz realiza infinidad de cruces de insumos y de productos semiterminados que van a Estados Unidos, los cuales entran a proceso de manufactura y regresan a México; este ciclo sucede en varias ocasiones. “Son cosas que van a trastocar sin duda el comercio entre las dos naciones”, advirtió.

Al ser cuestionado sobre las pérdidas cuantificables, el funcionario dijo que se cuenta con la cifra del tráfico normal de las fronteras y garitas, pero las pérdidas las tienen con mayor precisión las empresas involucradas.

“México exporta cada año 450,000 millones de dólares. De eso, 80% se va a EU, y de eso, 80% se hace por transporte terrestre, y ahora habría que identificar cada garita, en términos de horas cuánto es la afectación, pero en algunos casos, por ejemplo, productos perecederos, el impacto es mayor porque algunos de esos productos pues se echan a perder y pierden el valor agregado”, respondió Acevedo.

Por ello, el subsecretario resaltó la urgencia de fortalecer los vínculos comerciales, que se traduce en una mejor logística y un estrechamiento mayor entre las dos economías.

Cierre causa sobrecostos

En tanto, empresas de comercio, servicios y turismo de la frontera norte está poniendo en serios problemas la competitividad, que les implica sobrecostos de operación de hasta 30%, dependiendo del número de horas varadas en las aduanas de Tijuana en Otay, Ciudad Juárez y Nuevo Laredo, denunció el vicepresidente de Síndicos de la Concanaco, Octavio de la Torre de Stéffano. Refirió que 71.2% de las exportaciones mexicanas a Estados Unidos se traslada por camiones de carga, es por ello que las empresas de ambos lados de la frontera están siendo afectadas, pues las mercancías que salen de ciudades fronterizas están siendo entregadas con retrasos en ciudades de la Unión Americana.

El también presidente de la consultoría TLC Asociados sostuvo que persiste la incertidumbre de hasta cuándo se normalizará el cruce fronterizo, que ya ha generado “graves repercusiones económicas a empresas de comercio exterior de ambos lados de la frontera por las demoras de hasta de cuatro horas para que los camiones de carga crucen la aduana comercial estadounidense”.

Alertó que en caso de que el presidente de EU, Donald Trump, cumpla su amenaza de cerrar la frontera, se estima que se perderían 1,700 millones de dólares diarios; mientras que por el momento la afectación es de 800 millones de dólares, según la Concamin.

[email protected]