Taxistas y choferes de autobuses de la Integradora Colectiva de Pasaje manifestaron su rechazo hacia la iniciativa del diputado José Luis Aguilera Rico, que plantea que se retire la concesión al dueño de alguna unidad de

transporte cuando el chofer que conduzca el taxi o camión cause lesiones o la muerte de usuarios o terceros.

La Integradora Colectiva de Pasaje descalificó la propuesta de Aguilera porque considera que pretende castigar al concesionario por una conducta que no realizó directamente.

Alejandro Saavedra, representante de la Integradora Colectiva de Pasaje, que aglutina a ocho organizaciones conformada por 2,500 operadores, dijo que la iniciativa se basa en aseveraciones injustas como la que afirma que los concesionarios no han capacitado ni seleccionado a los operadores de sus unidades.

Al respecto, puntualizó que los operadores requieren de una licencia tipo C para desempeñar su trabajo, cuya expedición compete a la Secretaría de Seguridad Ciudadana.

Capacitación

Los concesionarios otorgan capacitación a 40% de los choferes al año en colaboración con la Universidad Autónoma de Querétaro, es decir, a 1,000 operadores, lo que representa una inversión de 350,000 pesos anuales poco más que la dieta y las prerrogativas del diputado Aguilera en un solo bimestre , aseveró Saavedra.

A nombre de los transportistas, quienes presentaron ante la Comisión de Movilidad Sustentable de la Legislatura, Saavedra expuso que cada año erogan 15 millones de pesos en primas de seguros para la flotilla de 1,470 autobuses.

A su vez, Martha Elvia Patiño Aboytes, presidenta de la Unión de Propietarios y Permisionarios de Automóviles de Alquiler, dijo que la iniciativa es inconstitucional pues es contraria a la garantía individual prevista en el Artículo 22, que prohíbe la aplicación de penas trascendentales, es decir, aquellas que tienen como fin castigar a un extraño que no participó en los hechos.