Caracas.- El presidente venezolano Hugo Chávez aprobó la expropiación de la empresa de autopartes Autoseat de Venezuela, que cambiará de nombre y estará "bajo control obrero", informó el mandatario este martes.

" Estoy en este momento aprobando el plan de expropiación. Vamos a construir el socialismo", dijo Chávez durante un acto transmitido en cadena por los medios venezolanos.

"Vamos a expropiar la empresa, ya que los patronos la cerraron y vamos a crear una nueva, con otro nombre y que esté bajo control obrero, empresa socialista", agregó el mandatario desde una planta de ensamblaje de carros iraníes instalada en Venezuela por una asociación entre Caracas y Teherán.

Autoseat de Venezuela, que fabricaba, entre otros, plásticos, gomas y forros para asientos de vehículos, en dos plantas al norte de Venezuela, fue cerrada por sus propietarios en 2009, lo que dejó cesantes a más de 350 trabajadores, señaló Chávez.

El sector automotor en Venezuela atraviesa graves problemas debido a que el gobierno, que mantiene un férreo control cambiario, ha restringido la concesión de divisas para que las empresas ensambladoras compren sus piezas y cancelen deudas en el exterior a la tasa oficial, que se mantenía desde 2005 en 2,15 bolívares por dólar y fue modificada por el gobierno.

Actualmente hay dos tasas oficiales del dólar: 2,6 bolívares para importaciones prioritarias, fundamentalmente del Estado, y 4,3 bolívares para el resto.

La venta de vehículos en Venezuela cayó 30,8% entre enero y mayo, respecto al mismo periodo del año pasado, según cifras del sector.

apr