La Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA, por su sigla en inglés) consideró que la decisión del gobierno de México de consultar a la industria con la finalidad de identificar una solución factible y segura para gestionar el espacio aéreo en el valle de México, con motivo del proyecto del Aeropuerto Internacional de Santa Lucía (AISL), es positiva y marca el inicio del deseado diálogo en dicho tema.

Sin embargo, afirmó que es importante que dicha gestión esté bien equilibrada con las capacidades operativas en tierra en los tres aeropuertos involucrados (incluyendo el de la Ciudad de México y el de Toluca), de lo contrario se comprometerá el aumento de capacidad previsto.

Además, recordó que el funcionamiento de las terminales será dentro de un radio confinado de 70 kilómetros, lo cual requiere de un análisis técnico detallado.

El lunes pasado, el subsecretario de Transportes, Carlos Morán, dio a conocer que presentó a representantes de las aerolíneas (nacionales e internacionales que operan en México) la propuesta de reconfiguración del espacio aéreo, que podría iniciar en mayo del próximo año, y que generó beneplácito en los asistentes al encuentro.

En seguimiento, aseguró el funcionario que se había fijado una nueva reunión para el próximo mes. Como respuesta, este jueves, en un comunicado, la IATA señaló que ese es el diálogo constructivo buscado desde que el gobierno presentó su plan de operar tres aeropuertos para atender las necesidades de servicios aéreos en el centro del país, luego de la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de México. “Estamos listos para aportar en sitio nuestra experiencia y recursos para trabajar con la Secretaría de Comunicaciones y Transportes y los Servicios de Navegación del Espacio Aéreo Mexicano, a fin de lograr un resultado adecuado para el país y la industria”, explicó la asociación.

El compromiso con México

A decir de IATA, que representa cerca de 290 líneas aéreas que constituyen 82% del tráfico aéreo global, existe un total compromiso de aportar su experiencia y colaboración inmediata con las autoridades en el desarrollo del proyecto del aeropuerto de Santa Lucía y de ampliar y mejorar la infraestructura existente en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

“IATA siempre ha reiterado que el plan del gobierno mexicano para operar tres aeropuertos en la Ciudad de México dependía de la elaboración de un plan para la gestión factible y segura del espacio aéreo respectivo. Acogemos con gran satisfacción el hecho de que el gobierno haya decidido involucrar y consultar a la industria en este proceso”, dijo Peter Cerdá, vicepresidente regional para las Américas de la asociación. Desde su perspectiva, avanzar en el tema referido es de alta urgencia, porque además el actual aeropuerto está operando por encima de su capacidad diseñada.

Cancela Sedena licitación para mejorar infraestructura tecnológica

La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) canceló este miércoles, “por caso fortuito”, el proceso de licitación con el que pretendía adquirir bienes para el desarrollo de una metodología a utilizar en la administración integral de obras militares, que incluyen la próxima construcción del Aeropuerto Internacional de Santa Lucía.

Con dicha compra se buscaba mejorar la infraestructura tecnológica BIM (Building Information Modeling), en la que se pueden integrar elementos de arquitectura, ingeniería y construcción para tener control, en tiempo real, de todos los procesos (el cancelado aeropuerto de Texcoco se desarrollaba con BIM, al igual que el tren interurbano México-Toluca).

En un documento firmado por el Teniente Coronel Eduardo Carlos Cortés, de la sección de Adquisiciones Especiales de la subdirección de Adquisiciones de la dependencia, se explicó que, por caso fortuito, no se habilitó el apartado de la propuesta técnica y económica, lo que impidió a los licitantes interesados cargar sus propuestas, toda vez que se trata de un procedimiento electrónico de carácter internacional.

La empresa Bexadata era la única que, de acuerdo con el calendario de actividades, había presentado interés en el proceso y ese día debía entregar, si era de su interés, sus ofertas a la Sedena. El fallo estaba fijado para el 30 de julio próximo.

Tras la cancelación, se informó que próximamente se llevará a cabo un nuevo procedimiento, con la finalidad de no limitar la libre participación a nadie.

Entre los bienes a adquirir están: licencias de software Microsoft Office, Microsoft Project, Microsoft Visio, Agisoft Photoscan, Etabs, Opus 2017, Staad Pro V8i, Synchro Pro y Staad Foundation Advanced V81, en versiones para descargar en línea.

En todos los casos, se menciona a los participantes que el software deberá ser instalado, configurado y puesto en funcionamiento en los equipos de cómputo de laboratorio BIM de la Escuela Militar de Ingenieros. El pago de los bienes, precisó la Sedena, están garantizados en el Presupuesto de Egresos del presente año.

La Sedena ya usa BIM

En diciembre pasado, el general brigadier ingeniero constructor, Gustavo Ricardo Vallejo, dijo a la Revista Militar Armas que en la construcción de las nuevas instalaciones de la Escuela Militar de Ingenieros fue la primera obra de la Dirección General de Ingenieros en la que se usó el modelo de información de construcción (BIM).

“Es un nuevo modelo de construir al que nos estamos acoplando, porque las grandes obras de ingeniería se deben construir de esa manera y así es como estamos preparando a nuestros ingenieros”, comentó entonces el militar Vallejo, que por su experiencia fue asignado para encabezar la construcción del aeropuerto de Santa Lucía. El reto que enfrenta es terminarlo en un plazo de 30 meses privilegiando todos los aspectos de calidad y control de costos.

[email protected]