El fondo soberano de inversiones de Catar logró finalmente, tras varias ofertas, comprar el nuevo barrio de negocios londinense de Canary Wharf por 2,600 millones de libras (3,500 millones de euros, 4,000 millones de dólares).

Songbird Estates, propietaria de este barrio del este de Londres que en su día estaba lleno de muelles y que se cree que debe su nombre a una empresa que comerciaba con las islas Canarias, anunció que sus principales accionistas aceptaron la oferta de 350 peniques por acción.

Con esta oferta, Qatar Investment Authority (QIA) y el grupo inmobiliario estadounidense Brookfield Property Partners se hacen con el 85% de Songbird, propietaria de la mayoría del Canary Wharf Group.

El barrio alberga muchos de los grandes rascacielos de Londres, como The Shard, "la astilla", el más alto de Europa con sus 309.6 metros.

Tiene 34 edificios de oficinas y 65,000 metros cuadrados de espacio comercial.

erp