El mexicano Grupo Casa Saba (GCS) anunció un acuerdo para adquirir el control de la cadena chilena de farmacias FASA, en una transacción valuada en unos 637 millones de dólares que le permitirá convertirse en una de las mayores redes de venta de medicamentos en América Latina.

Saba dijo que ofrecerá 1,642 pesos chilenos en efectivo por acción de FASA Los papeles de FASA cerraron a 1,650 pesos el lunes en la bolsa de Santiago.

Bajo el acuerdo, el grupo mexicano asumirá 162 millones de dólares en deuda neta estimada de FASA al 31 de marzo del 2010.

"GCS realizará una oferta pública de acciones en la Bolsa de Comercio de Santiago por la totalidad de las 150 millones de acciones en circulacion de FASA, la cual estará sujeta, entre otros actos, a que cuando menos la mitad más una de las acciones representativas de FASA sean vendidas en dicha oferta", dijo en un comunicado.

Saba es uno de los mayores distribuidores de productos farmacéuticos en México con ventas por 2,200 millones de dólares en el 2009. También posee una cadena de 160 farmacias en México y 96 en Brasil.

FASA, con ventas por 1,650 millones de dólares en el 2009, opera más de 1,240 farmacias en Chile, México y Perú.

La combinación de las operaciones de las dos compañías, que se consolidarán bajo Grupo Casa Saba, darán como resultado una de las mayores distribuidoras de productos farmacéuticos y de consumo de la región con ingresos cercanos a 4,000 millones de dólares y una red de 1,500 farmacias, dijo el comunicado.

La operación fue aprobada por los directorios de las dos empresas y está sujeta a la autorización de los reguladores.

RDS