La Cámara Nacional de la Industria del Hierro y del Acero (Canacero) se manifestó ayer en favor de las modificaciones de la Ley Reglamentaria del Servicio Ferroviario, porque aumenta la competitividad del sector, al introducir competencia a los monopolios ferroviarios regionales, lo que deberá generar mejores tarifas efectivas, dado que han venido aumentado muy por arriba de la inflación .

Dicho pronunciamiento es el primero en su tipo que hace uno de los usuarios del servicio en México a la iniciativa que fue aprobada el pasado 4 de febrero en la Cámara de Diputados y en los próximos días se discutirá en el Senado.

Contrario a esta posición, empresas que integran la Asociación Mexicana de Ferrocarriles (AMF), como Ferromex, han asegurado que algunos de sus clientes se han acercado para hacer un frente común ante los ajustes que plantean la posibilidad de que nuevos jugadores utilicen la infraestructura que les fue concesionada, argumentando caos operativo y posibles aumentos de costos porque su competitividad se verá afectada.

De acuerdo con información de Canacero, la iniciativa busca corregir deficiencias generadas en el proceso de privatización e impulsa el cumplimiento de los objetivos fundamentales planteados en 1995 en el proceso de desincorporación: competencia efectiva, regulación tarifaria, inversión, mejores servicios para los usuarios e inclusive la participación de la Comisión Federal de Competencia Económica .

PUGNA ENTRE SOCIOS

Kansas City Southern de México (KCSM), una de las empresas que se vería afectada por las modificaciones a la ley, está afiliada a Canacero, quien la refiere como líder en el transporte ferroviario con más de 120 años de experiencia en el negocio de transporte por ferrocarril en Norteamérica y más de 15 años en México.

Y ofrece información de su relevancia en el sector: El corredor internacional intermodal de KCSM, que comienza en el Puerto de Lázaro Cárdenas, cruza y sirve al corazón industrial de México hasta la frontera con Nuevo Laredo, conectando a su vez al puerto con los principales centros industriales, siendo la única línea que tiene conexión de México a Estados Unidos y Canadá, y hacia el sur el puerto conecta al país con Asia .

Sin embargo, en la postura actual celebra que se faculte a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) para intervenir y facilitar la interconexión a un costo competitivo entre concesionarios y permisionarios, lo que al optimizar rutas redundará en reducciones significativas en las distancias recorridas.

Dice que se evitará la inversión insuficiente por los concesionarios, que obligan a los usuarios a arrendar equipo ferroviario .

empresas@eleconomista.com.mx