México.- La Alianza del Pacífico permitirá a los países firmantes sus políticas de apertura comercial como políticas de Estado, que trasciendan cambios de gobierno, afirmó el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo Villarreal .

Al participar en un panel con los cancilleres de los países integrantes de la Alianza del Pacífico, en el marco de la XXV Reunión de Embajadores y Cónsules de México, dijo que este instrumento, integrado por México, Chile, Colombia y Perú, es estratégico.

Se trata de un instrumento que reposiciona a México en América Latina y a América Latina ante el mundo, como una región capaz de llegar a acuerdos y de competir abiertamente con el mundo, a través de un gran pragmatismo en las decisiones diplomáticas, económicas y de Estado.

Guajardo Villareal, afirmó que América Latina manda al mundo el mensaje de que es una región convencida de que podemos avanzar con economías abiertas, movilidad de personas y capitales y crecimiento económico.

La canciller de Perú, Eda Rivas Franchini, aseguró que con este Acuerdo, los cuatro países pueden fortalecer sus cadenas de valor para ser más competitivos en el mundo y mejorar la calidad de vida de sus ciudadanos.

Respecto al tratamiento que se debe dar a los 25 países observadores del mecanismo, adelantó que lo más lógico, es apegarse al espíritu fundacional del Acuerdo, es decir, fomentar los acuerdos y el libre intercambio.

Sin embargo, el reto de la Alianza, no es menor, porque implica la libre movilidad de los capitales y las personas.

En su oportunidad, María Ángela Holguín Cuéllar, ministra de Relaciones Exteriores de Colombia, advirtió que a diferencia de los otros tres países, el suyo enfrenta todavía las resistencias de muchos sectores que se sienten vulnerables a la libre competencia internacional.

Eso se explica porque las condiciones de Colombia, lo atrasaron en la llegada al libre comercio internacional y ahora enfrenta el reto de llegar a los mismos niveles de los otros tres países, que llevan muchos años en el camino de la apertura.

A su vez, Alfredo Moreno Charme, canciller de Chile, destacó la importancia de la movilidad de capitales y de personas, porque eso permitirá a los bancos chilenos, por ejemplo, otorgar préstamos a empresas chilenas en México, lo cual elevará su competitividad.

A diferencia de mecanismos como el Mercosur o el Pacto Andino, la Alianza del Pacífico no obliga a los Estados miembros a negociar en bloque, ni impone aranceles comunes altos para negociar con terceros países o regiones, lo cual ayuda efectivamente a la libre competencia.

mfh