Las adecuaciones a los títulos de concesión de la empresa Altán Redes y del Organismo Promotor de Inversiones en Telecomunicaciones (Promtel) obedecen a una política pública federal de alcanzar de manera más acelerada con los servicios de telecomunicaciones a las poblaciones desconectadas; no suponen cambios significativos al contrato de asociación público-privada por el que se creó la Red Compartida y tampoco traerá efectos adversos a la libre competencia y concurrencia de actores en el mercado, estableció el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT).

En su diagnóstico para autorizar modificaciones y agregados como términos de “cobertura social” en los títulos de concesión de esas dos entidades, el IFT indicó, que por el contrario, los cambios permitirán a Altán Redes desplegar cobertura de servicios en zonas menos rentables y desatendidas, llevando así inclusión digital y social con servicios esenciales como acceso a Internet en comunidades de alta marginación donde viven mayoritariamente mexicanos de origen indígena y africano.

Los cambios descartan distorsiones de mercado en cuanto la provisión de servicios de telecomunicaciones, dado que Altán, con base en el agregado del criterio de “cobertura social”, entrará pronto a poblaciones con características sociodemográficas con baja y nula oferta de servicios comerciales.

“Si bien el cambio en el calendario del despliegue modifica dos hitos en el despliegue de infraestructura, éste no implica cambios en la cobertura poblacional ofertada por Altán con la que resultó concursante ganador (92.2%) en 2017, ni la fecha en que debe alcanzarla (24 de enero de 2024). De tal manera que los cambios en las modificaciones no habrían cambiado los resultados del concurso”, planteó el IFT en un documento.

Inclusive, añadió el regulador, “algunas modificaciones pueden resultar en mejoras para el objeto del contrato, las partes involucradas o, en términos económicos, en un equilibrio más eficiente con mejoras en el bienestar social”.

El IFT extendió el 13 de noviembre los tiempos y reescribió y agregó palabras al título de concesión en el que se soporta la operación de la Red Compartida de Altán Redes, para que los siguientes despliegues de cobertura de esa empresa puedan alinearse con los objetivos de política pública del gobierno de Andrés Manuel López Obrador de ir primero por los pueblos desconectados.

Las modificaciones realizadas por el regulador al título de Altán Redes se sucedieron entre el 1 y el 21 de octubre; y se autorizaron aquel 13 de noviembre.

El título modificado agrega la palabra “cobertura social” en su condición 10.3 y extiende un año el plazo que tiene la Red Compartida para llegar al 70% de la población agregada a nivel nacional, un hito que ya se había establecido en el contrato original del 24 de enero de 2017, pero que ahora adiciona y precisa en letra que Altán Redes deberá tener cubiertos 82,119 localidades de menos de 250 habitantes, para alcanzar un total acumulado de 98,879 poblaciones al quinto año de la firma del contrato APP; y también 10,592 pueblos mayores de 250 habitantes, pero no menores de 5,000 para el mismo plazo.

La Red Compartida de Altán Redes tiene entonces hasta el lunes 24 de enero del año 2022, y no la misma fecha del 2021, para dar cumplimiento a este criterio reescrito por el IFT a su título de concesión.

kg