El volumen de ventas internas de gasolinas de Petróleos Mexicanos (Pemex) fue de 666,700 barriles por día en enero, lo que implicó una caída anual de 5.6%, con lo que hiló 22 meses de descensos.

La caída anual en las ventas es la segunda consecutiva que reporta la empresa para el mes de enero, luego de que en el 2019 la reducción fue de 7.5% en relación con el año anterior.

En la última década, las ventas en el país de gasolina de Pemex cayeron de un año a otro en seis ocasiones y así, en comparación con las ventas de enero del 2010, se registra una reducción de 12%, que son 88,522 barriles menos comercializados por la estatal.

En tanto, la elaboración de gasolinas de la empresa en el primer mes del año fue de 198,700 barriles por día, con una caída de 1.8% en relación con el mes anterior, pero que implicó un aumento de 30% en relación con el mismo periodo del año pasado.

Sin embargo, las caídas anuales, que en promedio fueron de 16% en siete ocasiones en enero de la última década, han provocado que en 10 años la producción de gasolinas sea 57% menor, ya que en comparación con los 466,224 barriles por día que se produjeron en enero del 2010, las refinerías de Pemex produjeron 267,524 barriles por día menos este año que en enero del 2010.

Con ello, la participación de la producción de Pemex en las ventas de gasolinas de la empresa fue de 30% en enero y ha caído desde 62% que proveía hace 10 años. La mayor caída porcentual fue de 16 puntos al llegar a enero del 2018 en comparación con el año anterior.

Por tipo, las ventas de gasolina Magna fueron de 554,600 barriles por día y se redujeron en 9.3% en un mes y en 8.9% en un año, mientras que las de Premium fueron de 112,100 barriles por día en enero, con una caída mensual de 7.5%, pero con un incremento anual de 14 por ciento. El volumen de ventas de gasolina representa 29% del total de los combustibles que vendió Pemex.

Menos petrolíferos en su totalidad

Además, Pemex reportó que durante el primer mes del año la producción total de petrolíferos, que incluye además de las gasolinas productos como querosenos, diésel, combustóleo, naftas y gas licuado de petróleo, principalmente, fue de 688,700 barriles diarios, con una caída mensual de 3.6%, aunque registró un aumento de 12.7% en comparación con enero del año anterior.

El volumen de ventas internas de petrolíferos fue de 1.279 millones de barriles diarios, con una caída mensual de 4.9%, además de la baja anual de 3.7 por ciento. Así, la producción de combustibles de la empresa representó 54% de las ventas y el resto correspondió a importaciones.

La producción de diésel fue de 104,200 barriles por día, lo que también implicó una caída mensual de 18% en un mes, además de que en un año cayó 5 por ciento. Las ventas de este combustible fueron de 229,900 barriles por día en el primer mes del año y se redujeron en 1.9% en un mes, además de que cayeron 11% en comparación con el mismo periodo del 2019. Así, la producción de diésel de Pemex fue sólo 45% de sus ventas, y el resto del producto comercializado fue adquirido mediante importaciones.

[email protected]