Del 2015 a julio de este año la importación de productos de acero ha disminuido 8%, esto como resultado de las acciones tomadas por el Servicio de Administración Tributaria (SAT) y la Cámara Nacional de la Industria del Hierro y el Acero (Canacero) para ayudar a la industria.

Aristóteles Núñez Sánchez, jefe del SAT, dijo que se han realizado actividades que permiten mejorar las condiciones para la industria del acero, tales como las capacitaciones que da la Canacero a oficiales de comercio exterior de aduanas para que identifiquen adecuadamente a quienes tratan de importar productos de acero que están siendo triangulados, que buscan una subvaluación o que pretenden a través de una mecánica de cambio de la aleación o componentes del acero salvarse del pago de un arancel o una cuota compensatoria.

El SAT está trabajando junto con la industria del acero con el ánimo de detectar y eliminar las prácticas con las que evade el pago de impuestos. Queremos ofrecerle certidumbre al sector , destacó.

En este contexto, Núñez Sánchez informó que se han hecho auditorías y embargos que tienen que ver con la industria del acero, los cuales han permitido tener créditos por arriba de 3,000 millones de pesos para quienes en su momento presentaron en aduanas la importación de acero con una práctica de triangulación.

Añadió que hay 29,000 importadores sancionados, de los cuales, como contribuyentes objetivos en importación son alrededor de 2,259 los más importantes.

Cabe destacar que hasta ahora no hay un estudio específico en el que el SAT haya encargado medir la evasión de impuestos por este concepto. El jefe del Servicio consideró que se tiene que hacer una estimación con la industria.

Por todo lo anterior el SAT y la Canacero firmaron un acuerdo de colaboración para dar capacitación para identificar prácticas indebidas, eliminar la evasión fiscal de quienes buscan importar acero a México o que incluso pretende triangular acero de México hacia Estados Unidos y otros países.

Competencia desleal

Núñez Sánchez destacó que aunque México es un país muy importante de acero, produce al año alrededor de 18 millones de toneladas, fabricación que representa lo que produce China en casi siete días.

El presidente de la Canacero, Guillermo Vogel, destacó que todo el sistema de la industria del acero termina distorsionado cuando no se puede desarrollar proyectos con una competencia justa.

Dijo que muchos países, para evitar la desaparición de sus industrias, establecieron medidas como las cuotas compensatorias por dumping, las cuotas antisubsidios o la adopción de salvaguardas; sin embargo, dichas soluciones incentivan fuertemente la evasión y el fraude aduanero.

claudia.cordova@eleconomista.mx