La Confederación de Trabajadores de México (CTM) formalizó su propuesta ante el Consejo de Representantes de la Comisión Nacional de Salarios Mínimos (Conasami) para demandar un incremento para 2021 de 15% en los salarios mínimos, pero que éste se homologue con la fijación que se realiza en los salarios profesionales, ya que estos últimos se han quedado rezagados.

En un documento de 16 páginas la CTM, que encabeza Carlos Aceves del Olmo, detalló que en 2021 las 59 categorías que conforman los salarios mínimos profesionales vigentes deben “recibir un incremento que permita conservar la diferencia que existía en 2016 con respecto al salario mínimo general”.

Asimismo, dijo que “no existen razones jurídicas, éticas, económicas o de cualquier índole que impulsan avanzar de manera acelerada en la recuperación del poder adquisitivo del salario mínimo para llevarlo en el menor plazo posible al pleno cumplimiento del mandato constitucional”.

Los representantes de los trabajadores reconocieron que “ha sido un año complicado y con una acuciante crisis económica”; no obstante, afirman que es necesario avanzar en la recuperación del poder adquisitivo, “tanto los trabajadores, como los estudiosos del tema, coinciden en señalar que un aumento en los salarios no acarreará mayores niveles de inflación, ni despidos”.

Los cetemistas apuntaron que como efecto de la pandemia por Covid-19 se registró una disminución en el ingreso laboral real per cápita, “en el segundo trimestre del año en curso se observó una disminución del 15%, impactando directamente en la pobreza laboral, es decir, el porcentaje de población con ingreso laboral menor al valor de la canasta alimentaria”.

Cabe señalar que el Consejo de Representantes se instaló en sesión permanente desde el pasado jueves 26 de noviembre de 2020, ya que la fijación de los salarios mínimos deberá darse a conocer antes del 31 de diciembre.

rrg