La australiana BHP Billiton invertirá hasta 262.5 millones de dólares en los próximos tres años en la exploración y evaluación de la asociación que tiene con Petróleos Mexicanos (Pemex) en el bloque de aguas profundas del Cinturón Plegado Perdido, Trión, monto que incluye la posible perforación de otros dos pozos delimitadores del descubrimiento de Pemex y un nuevo pozo explorador en el área.

Esa inversión corresponde a 46% del monto de acarreo acordado con Pemex para la adjudicación del contrato, por lo que la estatal mexicana no invertirá en este periodo.

Conforme aprobó el órgano de gobierno de la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) en su séptima sesión extraordinaria del año, la ganadora del primer farmout que realizó Pemex arranca con esto la evaluación del prospecto ya descubierto en el área: el campo Trión, donde hay un pozo exploratorio y uno delimitador previamente perforados, a la par de que continúa con la exploración del campo de 1,285 kilómetros cuadrados en el cual tiene un contrato de licencia que puede durar hasta 50 años.

Su plan de exploración contempla múltiples actividades geofísicas y geoquímicas, y la perforación de un pozo entre tres opciones por definirse: Oxomo1, con su posible delimitador a 5,440 metros de profundidad; Toci 1, a 6,700 metros, o Chantico 1, a 5,100 metros.

Con ello rebasa en 11% la obligación del programa mínimo de trabajo que estableció el gobierno mexicano para estos trabajos, al acreditar 130,700 unidades en el escenario del pozo más profundo.

El valor de las unidades mínimas de trabajo en el campo Trión se mide con referencia en el precio del crudo Brent. Si éste es mayor a 60 o menor o igual a 65 dólares por barril, como lo es en la cotización actual, cada unidad es de 1,083 dólares. Así, la exploración de Trión costará entre el 2017 y el 2020, 120.9 millones de dólares, de los cuales 77% corresponde a la perforación del nuevo pozo exploratorio.

Trión es un campo delimitado tras el descubrimiento de aceite ligero del 2012. Su profundidad es de 2.5 kilómetros, con reservas totales ya certificadas de 485 millones de barriles de petróleo crudo equivalente.

EVALUACIÓN, RUMBO AL DESARROLLO

En lo que se refiere a la evaluación del potencial en el descubrimiento ya realizado donde Pemex estimó reservas totales por 485 millones de barriles de petróleo equivalente de crudo y gas, BHP Billiton planteó actividades como registros de pozos, caracterización de núcleos y estudios sísmicos, entre otros, además de la perforación de hasta dos pozos delimitadores adicionales: Trión DEL 2 y Trión DEL 3, en lo que pretende invertir hasta 141.5 millones de dólares entre el 2017 y el 2020, si logra acreditar 111,715 unidades de trabajo en el mejor de los escenarios, aunque el plan de inversión mínimo es de 78,028 unidades, con lo que supera en 13% a su obligación mínima en estos trabajos.

Finalmente, la Secretaría de Economía acreditó que el contenido nacional tanto en proveeduría de equipos y productos, así como en recursos humanos será de 3.15% para la evaluación y 3.53% para los trabajos de exploración.

Una vez concluidos estos trabajos, BHP Billiton (que tiene una participación de 60% del contrato) podrá definir junto con su socio Pemex si arrancan los trabajos de desarrollo. El monto de acarreo que exenta a Pemex para realizar inversiones es de 570 millones de dólares, por lo que en los trabajos posteriores la australiana invertirá al menos otros 300 millones de dólares antes de que Pemex comience a invertir.

La Secretaría de Energía estima una inversión de hasta 11,000 millones de dólares durante la vida del contrato y el campo tiene un potencial de extracción de hasta 120,000 barriles diarios. La primera producción está estimada entre el 2023 y 2025, en el mejor de los escenarios y la regalía para el gobierno será de 11.5% de los ingresos brutos por venta de petróleo.