La Comisión Federal de Electricidad (CFE) logró un ahorro de 756 millones de pesos por año en el arrendamiento de 9,856 vehículos para los próximos cuatro años, luego de que en la licitación de este servicio se pasó de un gasto de 1,929 millones de pesos anuales que se adjudicaron en la licitación del 2014, a 1,173 millones de pesos anuales en el concurso del 2020.

En conferencia de prensa, Miguel Alejandro López López, coordinador de Administración y Servicios de la CFE, explicó que este monto equivale a 39% de ahorro y que en los cuatro años que serán contratados ascenderá a más de 3,000 millones de pesos.

En la licitación participaron nueve concursantes, siete de los cuales aprobaron la evaluación técnica. La evaluación económica determinó que los concursantes más solventes para las 42 partidas del proceso fueron Arrendomóvil de México, que obtuvo 32 partidas por 8,903 unidades; Lumo Financiera del Centro, que obtuvo cinco partidas por 520 unidades; Jet Van Car Rental, que obtuvo tres partidas por 323 unidades; y Value Arrendadora, que obtuvo dos partidas por 110 unidades.

Además, explicó que la licitación 2020 se presentó en 42 partidas para estimular la competencia al dar oportunidad a un mayor número de participantes, mientras que en el Convenio Marco 2014, se presentaron sólo 8 partidas con lo que se acotaba la competencia. También se fijó una distribución regionalizada y se efectuó con un precio base de descuento. En el 2019, el parque vehicular de la CFE fue de 36,791 unidades, de las cuales 26,745 son propias y 10,226 arrendadas. El arrendamiento integral de vehículos nuevos representa un ahorro considerable al no tener que contratar servicios adicionales como sistemas de administración de flotillas, mantenimiento, refacciones, geolocalización y pólizas de seguro.

A diferencia de la licitación anterior, en que se contrató el arrendamiento de todo tipo de vehículos, el nuevo proceso sólo consistió en la licitación de vehículos pick up y sedán para uso de las cuadrillas de la empresa. Así, actualmente la CFE no cuenta con un solo vehículo de “apoyo al cargo” (vehículos al servicio personal de altos funcionarios).

La CFE realiza más de 8,000 procedimientos de compras al año y la meta para las compras de insumos no relacionados con combustibles, que implican casi 70,000 millones de pesos anuales, es reducir en 10% el gasto.

En lo que respecta al incremento tarifario por encima de la inflación que fue de 4.5% en la tarifa 1 del suministro básico de un año a otro en el 2019, Luis Bravo, director de Comunicación de CFE, aseguró que la dirección de la empresa ha girado instrucciones para revisar la situación a nivel regional y por sectores.

“Se ha conseguido de manera importante que en la mayoría de los lugares no se suban las tarifas y además, en aquellos lugares donde hay ciertas variaciones o posibles variaciones, hay que revisarlas. Hay la instrucción precisa del director Bartlett de revisar los casos que sean, tantos casos sean necesarios”, aseguró.

[email protected]