El Consejo Coordinador Empresarial (CCE) planteó 10 acciones de mejora regulatoria a los ejecutivos de los tres órdenes de gobierno, con las que se comprometan a eliminar trámites y reducir costos para la apertura y operación de las empresas.

Bajo una estrategia en Acción México, Juan Pablo Castañón, presidente del CCE, exigió terminar con la lista interminable de requisitos que no tienen sentido y, por el contrario, construir una regulación fuerte, eficiente y eficaz, no engorrosa e incontable.

Para abrir una empresa en México es necesario realizar, en promedio, seis trámites que toman 6.3 días, de acuerdo con el Doing Business del Banco Mundial, mientras que en otras naciones de altos ingresos sólo recurren a tres regulaciones.

El sector empresarial demandó como prioridad que se evalúen las obligaciones y pagos de derechos federales, estatales y municipales, para reducir el costo que implica la apertura de una empresa.

Así como desarrollar un análisis costo-beneficio de las regulaciones y el marco normativo actual y establecer mayor seguridad y estabilidad a la regulación.

Como cuarto punto, dijo Castañón, se requiere acelerar la digitalización de trámites para reducir costos y abatir la oportunidad de corrupción.

El CCE demandó reglamentar los procesos de consulta ante la Cofemer para valorar el impacto regulatorio y privilegiar la productividad, competitividad y el desarrollo social, además de establecer el expediente único para simplificar los trámites que se realizan ante el gobierno.

Como séptimo punto, se requiere conducir a una revisión anual para eliminar la regulación obsoleta y más costosa para la planta productiva.

Los tres puntos restantes van dirigidos al Poder Legislativo, en donde la ley general de mejora regulatoria contemple la creación de un catálogo nacional de inspectores e inspecciones, de tal forma que pueda ser consultado por el contribuyente y las empresas cualquier trámite que un inspector le esté exigiendo a una empresa determinada.

Castañón se pronunció por que los legisladores avalen una ley de mejora regulatoria que contemple disciplinas para todos los estados y municipios, armonice la regulación federal, estatal y municipal.

Así como promover una regulación consistente con principios de competencia en todos los niveles y ámbitos del gobierno.

Los empresarios, dijo, estamos proponiendo la generación de un órgano independiente, un observatorio ciudadano del avance de la mejora regulatoria, que esté en comunicación con la Cofemer, para ir viendo cómo vamos avanzando desde el municipio y las delegaciones, hasta los estados y el Poder Ejecutivo federal en todo el proceso de mejora regulatoria.

[email protected]