El Consejo Coordinador Empresarial (CCE) presentará este jueves ante el Ejecutivo y Legislativo una agenda amplia de acciones que eleven la competitividad y aceleren el crecimiento económico, adelantó su presidente, Juan Pablo Castañón.

El dirigente de la cúpula empresarial precisó que su propuesta estará basada en dos puntos: elevar la productividad con más inversión en tecnología e impulsar un Estado con instituciones sólidas, fuertes , que otorgue libertad en la iniciativa de los particulares.

El CCE celebrará su 40 aniversario, la llamada Asamblea de los Empresarios, en donde presentaremos una agenda amplia de medidas para elevar la competitividad de la economía y acelerar el desarrollo económico y social. Los empresarios tenemos la visión de un país más justo y próspero , expresó.

En su mensaje semanal detalló que dichos propósitos se alcanzarán a través del trabajo, la armonía y la política pública.

Puntualizó que la economía actual requiere de innovación y tecnología para crecer, por lo que los empresarios tendrán que adaptarse a esa realidad.

Por ello se impulsará la aplicación de la reforma educativa, incorporar modelos de educación dual para acercar a la academia y al sector productivo; así como invertir más en tecnología y a incrementar la productividad, siempre de la mano con los trabajadores.

Nuestro país ha avanzado más cuando hemos apostado por el mercado, por la competencia y la eficiencia, no por el estatismo o el aislacionismo. La mayor apuesta que puede hacer México es por el crecimiento económico con equidad , apostó ante la coyuntura internacional.

Juan Pablo Castañón comentó que el plan a presentar recupera los principios de libertad que ha defendido el CCE hacia la nación, así como la idea de justicia que los mexicanos hemos cultivado durante años.

Sin embargo, el presidente del empresariado mexicano demandó a las autoridades a que contribuyan al establecimiento pleno del Estado de derecho: que la ley se cumpla, que se termine la impunidad y se ofrezca certeza jurídica y convivencia pacífica .

Castañón insistió en reducir el gasto y que aumenten su efectividad. No sólo se trata de gastar menos sino de gastarlo bien y mejor .

Concluyó que los gobiernos de México, a nivel federal y local, tienen que hacer un importante esfuerzo en esta tarea conjunta, ya que no hay atajos para el desarrollo y el único camino es generar más riqueza y que ésta sea mejor distribuida.

[email protected]