México debería reanudar el libre comercio de automóviles ligeros con Brasil y Argentina a partir de este 19 de marzo, aunque debido a la “compleja situación económica que enfrentan esas economías sudamericanas”, la relación comercial se mantendrá bajo cupos de exportación con un incremento anual, revelaron fuentes cercanas a la negociación.

Los fabricantes de vehículos en Brasil argumentan que existe el compromiso de mejorar la regla de origen automotriz para aumentar el contenido nacional y proceder al libre comercio, así como ser más competitivos. Sin embargo, el tema no se ha comenzado ni existe planteamiento alguno, pues en el 2018 México se concentró en destrabar el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá y en el cierre de la administración federal.

Los empresarios entregaron al gobierno brasileño un documento sobre los impactos negativos que ocasionaría si se abría el libre comercio con México, de modo que plantearon mantener los cupos de exportación de autos, bajo el compromiso de incrementar 10% anual. De acuerdo con Antonio Megale, presidente de la Asociación de Fabricantes de Vehículos de Brasil (Anfavea), “si se abre el mercado ahora, las empresas llevarán sus proyectos a México en lugar de invertir en Brasil”. Fernando Ruiz, director del Consejo Mexicano de Comercio Exterior (Comce), dijo que la relación México- Brasil continuará con un comercio limitado, pero “vamos a llegar a una ampliación de cupos”.

Refirió que, independientemente de que se cumpla o no el libre comercio automotriz, tenemos que avanzar en la ampliación de la negociación del Acuerdo de Complementación Económica 55 y buscar fecha para el libre comercio como estaba.

La semana pasada, los embajadores de Brasil y Argentina se reunieron con el gobierno mexicano para expresar su disposición a incrementar el comercio con México, más allá del sector automotriz, que beneficia a los productores mexicanos, e incorporar nuevos productos y sectores como el agroindustrial. Debido a la debilidad económica que enfrenta Argentina, existe el compromiso de mantener los cupos de autos.

El embajador argentino en México, Ezequiel Sabor, comentó que se trabaja bajo un cronograma de libre comercio en diversos sectores. Se sigue negociando el sector automotriz. Agregó que, aun cuando hubiera libre comercio, el mercado argentino no tendría la posibilidad de absorber las exportaciones mexicanas, ante la crisis económica.

Las exportaciones de vehículos de México a Brasil han incrementado 16% durante el primer bimestre del 2019, con envíos por 7,754 unidades, contra las 6,700 unidades del 2018. De acuerdo con cifras de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz, Brasil se coloca como el cuarto destino de exportaciones mexicanas, en donde se venden marcas como Volkswagen, General Motors, Nissan y Audi. En contraste, el destino argentino ha caído 61% durante el primer bimestre, al exportar sólo 1,018 unidades, contra 2,582 autos en el año 2018.

México, Brasil y Argentina pactaron cuotas para exportar desde el 2015: 1,560 millones de dólares; para el segundo se iba a llegar a 1,606 millones; en el tercero, 1,655 millones, y para el cuarto 1,704 millones de dólares.

La relación México–Brasil, siendo ambos países las mayores economías de la región, con más de 65% del PIB, y población de América Latina, deberá consolidarse en los próximos cinco años y adaptarse a un nuevo entorno disruptivo , donde adicionalmente los bloques de Mercosur (Argentina, Brasil, Uruguay, Bolivia, Paraguay y Venezuela) y Alianza del Pacifico (Colombia, Chile, México y Perú) empiezan a coincidir y entablar diálogo, considerando el entorno complejo que enfrenta la región, planteó la Cámara de Comercio México-Brasil.

[email protected]