El grupo petrolero británico BP cederá a su pequeño competidor texano Plains Exploration & Production varios yacimientos en el Golfo de México, promediando unos 5,550 millones de dólares, pero conservará los de Macondo, lugar de la explosión de la plataforma "Deepwater Horizon".

Esos activos producen 59,500 barriles equivalentes de petróleo por día. Entre los activos cedidos figura el 50% del yacimiento de aguas profundas Holstein, del cual Plains será el propietario único en la medida en que simultáneamente se anunció la compra de la parte del otro accionista, Shell, por 560 millones de dólares.

BP venderá también la totalidad de sus activos en los yacimientos de Marlin, Dorado y King (de los que hasta ahora controlaba el 100% de las acciones), Horn Mountain (controlado en 50%), Dana-Hoover (controlado en 33% y operado por Exxon Mobil) y Ram Powell (controlado en 31%, con Shell como operador), señaló el comprador en un comunicado.

El monto de la operación es netamente inferior a lo anunciado por el diario económico Wall Street Journal (7,000 millones de dólares), que el domingo había adelantado la transacción en su sitio web.

Es de todas maneras muy elevado para un grupo como Plains, creado hace apenas diez años y con un capital que no supera los 5,200 millones de dólares.

RDS