La aerolínea Avianca informó el martes que adoptará una tarifa tope de 999 reales (unos 450 dólares) por trecho para los vuelos entre el 1 de febrero y el 31 de julio del 2014, abarcando el período en que se celebra el Mundial de fútbol.

La medida es semejante a la que tomó su competidora Azul, que la semana pasada informó que fijaría ese mismo tope para vuelos entre el 12 de junio y el 13 de julio, las fechas de la Copa del Mundo.

Avianca ocupa el cuarto lugar del mercado brasileño, después de la líder TAM, de Gol y Azul, y opera 22 destinos nacionales en 24 aeropuertos del país.

"Nuestro compromiso es continuar ofreciendo la mejor experiencia de vuelo con precio justo", dijo el presidente de la empresa, José Efromovich.

La compañía informó además que dispondrá de 430 vuelos extra durante el Mundial, principalmente hacia y desde Brasilia, Rio de Janeiro y Sao Paulo.

Una comisión del gobierno coordina con líneas aéreas y agencias de viajes para evitar los sobreprecios durante el Mundial, cuando se teme que el valor de los servicios se dispare.

Hace poco las aerolíneas brasileñas, entre ellas las principales TAM y Gol, pidieron a la Agencia Nacional de Aviación Civil (Anac) una autorización para 1,523 vuelos suplementarios durante el Mundial, debido a la fuerte demanda.

El país espera recibir para el evento a unos 600,000 extranjeros, que se sumarán a tres millones de brasileños circulando por el país.

Avianca dijo además que pretende elevar en 19% su oferta de asientos en Brasil durante el 2014, debido principalmente a la Copa del Mundo, según Efromovich.

La aerolínea también quiere aumentar a 26 el número de aeropuertos brasileños a los que vuela, a partir del segundo semestre.

erp