Luego que esta mañana Aviacsa tampoco pudo cumplir su vuelo hacia Villahermosa, Tabasco, la aerolínea refrendó su política de protección de pasajeros, a fin de garantizarles el traslado a través de otras aerolíneas, como Interjet.

En tanto se define la situación del depósito que Aviacsa debe realizar para cubrir parte de un adeudo por 22 millones de pesos al Aeropuerto Internacional Benito Juárez de la Ciudad de México (AICM), la empresa ha tenido que recurrir a Interjet para movilizar a sus viajeros.

El lunes, la aerolínea se vio imposibilitada para concretar el primer servicio con que reiniciaría operaciones y los pasajeros del vuelo 25050 México-Monterrey salieron en una aeronave de Interjet, al igual que los viajeros del vuelo 311 de esta mañana, con destino a Villahermosa.

El director general de Aviacsa, Andrés Fabre, dijo que la compañía mantiene una política de protección a sus pasajeros, con el propósito de garantizarles el viaje a través de otras compañías en tanto se resuelve el tema del adeudo.

Para este martes, la aerolínea aún tiene programados los vuelos 250 a Monterrey, Nuevo León, a las 13:45 horas, y el 313 a la capital de Tabasco a las 17:00 horas.

De acuerdo con la administración de Aviacsa, desde el viernes pasado realizó un depósito por 11 millones de pesos para cubrir parte del adeudo, sin embargo el AICM no ha recibido la transferencia de los recursos y por tanto no ha autorizado la salida de aeronaves.

RDS