En medio de la escasez de semiconductores y la regularización de los vehículos “chocolates”, los CEO´s de Nissan, KIA, Toyota, Volkswagen y Ford en México coincidieron en la necesidad de que el gobierno de México defina un plan de movilidad sustentable con la industria automotriz, el cual integre un entorno de negocios competitivo para trabajar con certeza jurídica y transparencia, y derive en la venta de 2 millones de vehículos nuevos al año (50% más a lo reportado actualmente).

“Hay que hacer un plan junto con el gobierno, porque como industria automotriz somos muy capaces para desarrollar la movilidad en el país. Y comparar el potencial que tenemos, deberías vender más autos per cápita y estamos casi a la mitad y podríamos vender 2 millones de unidades anuales, considerando que hay 120 millones de habitantes, así como analizar el tema del combustible más eficiente, qué tipo de gasolina usar que lleve a reducir la contaminación”, planteó José Román, presidente de Nissan Mexicana.

Al participar en el Foro Automotor AMDA 2021, la CEO de Ford en México, Luz Elena del Castillo, sostuvo que la situación de la industria automotriz ha sido “crítica”, pero existen mensajes gubernamentales que no dan tranquilidad.

A unos días de integrarse como CEO de Ford en México dijo: “Vengo llegando a México y de trabajar en Centroamérica y Caribe, en economías donde se permite abiertamente, sin restricción la importación de usados y entonces la venta vehículos nuevos es una cuarta parte de lo que es la venta de usados”.

Eso puede incidir en México, por eso hay que tener un mercado sano, transparente, sólido, donde sea muy ágil la revisión, porque ayuda a la venta de autos nuevos”.

“Vemos que el mercado evoluciona, pero tiene que venir con más rapidez e innovación y de ver un futuro inmediato de movilidad. Tomar acciones ya para tener desarrollo sustentable en los próximos años. Dar accesibilidad al mercado mexicano”, planteó Edgar Estrada, director de Volkswagen. Guillermo Díaz, VP de operaciones de Toyota, dijo que la falta de componentes automotrices es un asunto global, “tenemos nulo control y la situación es compleja, estamos trabajando para minimizar el impacto en producción y ventas”.

Desde la perspectiva de Horacio Chávez, director de KIA México, la industria automotriz tiene un gran aporte a la economía.

lilia.gonzalez@eleconomista.mx