Leopoldo Rodríguez Olivé, presidente de la Asociación Mexicana de Energía Eólica (Amdee) aseguró que el incremento en las tarifas de transporte para las empresas consumidoras de energía en las sociedades de autoabasto provocará que sus costos por consumo de electricidad se eleven entre 10% y 25%, lo cual resulta muy significativo ya que las actividades de estas empresas representan cerca del 10% del PIB nacional.

Lo anterior será producto de la reciente resolución de la Comisión Reguladora de Energía (CRE) que incrementó el tope tarifario que la subsidiaria de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) Intermediación de Contratos Legados, podrá cobrar por el transporte de energía a estos permisionarios legados del régimen anterior que cuentan con permisos de autoabastecimiento para energías renovables y cogeneración eficiente.

Así, la estatal publicó en el Diario Oficial de la Federación los aumentos a esta tarifa denominada porteo verde o de estampilla para los generadores de energía renovable o cogeneración eficiente bajo el régimen de autoabasto, incrementándoles en 446% este cargo a los usuarios en alta tensión, en 407% a la media tensión y en 775% a los usuarios de baja tensión.

“Para empresas que son exportadoras de productos con valor internacional y grandes consumidoras de energía, como las acereras o mineras, y que manejan grandes tensiones, un aumento de hasta 25% va a golpear severamente sus finanzas, porque no controlan sus ingresos y se manejaban con una certidumbre en uno de sus costos más importantes, que ahora puede sacarlas del mercado o elevar seriamente el precio de los productos finales, que todos terminaremos pagando”, dijo Rodríguez Olivé durante el seminario virtual de la Amdee realizado este lunes por el Día Internacional del Viento.

Los aumentos en los costos dependerán de cada contrato que celebren entre los socios consumidores del proyecto y los generadores del mismo, además de los cargos por tensión y el volumen del consumo.

Cabe recordar que bajo este régimen consumen energía empresas del tamaño de Femsa, Walmart, Bimbo y Grupo Salinas, por el lado del consumo, a proyectos de grandes generadoras internacionales que llegaron al país la década pasada, como la española Acciona.

Respecto a las modificaciones legales, la CFE ha argumentado que gracias al régimen de excepción único en el mundo en que quedaron protegidos los contratos legados de autoabasto del régimen anterior, hay todavía 251 contratos de este tipo y 42 más que iniciaron gestiones antes del 2014 entrarán en operaciones.

Por esta protección legal de poder incluir a sus compradores como “socios” de los proyectos, hay generadoras que tienen hasta 10,500 clientes, lo que produce un mercado paralelo o “negro”.

Así, según la CFE en 2018, la pérdida que representó el cobro inferior a lo que pagan el resto de los usuarios por el uso de la red para estos generadores de autoabasto legados fue de 7,820 millones de pesos, que se elevó a 7,000 millones de pesos en 2019 y será de 8,000 millones de pesos este año si no se llevan a cabo las modificaciones tarifarias que ya fueron aprobadas en el órgano de gobierno de la Comisión Reguladora de Energía (CRE) pero por lo menos en junio no habían entrado en vigor hasta hoy.

[email protected]