Cada año llegan a los océanos millones de toneladas de desechos plásticos, de los cuales se estima que el 70% se va al fondo marino y el 15% se queda flotando, por lo que sin una acción sostenida dicha cantidad seguirá en aumento con el paso del tiempo.

Ante tal antecedente, la empresa Herman Miller se une a NextWave y manufactura su gama de sillas Aeron con plástico que de otra manera terminaría como contaminación en los océanos, utilizando más de un kilo de plástico rescatado por silla, con lo que esperan reutilizar hasta 150 toneladas cada año, lo que equivale a 15 millones de botellas de plástico, explicó en entrevista Mario Espinosa, Vicepresidente de Herman Miller para América Latina y el Caribe.

Con esta iniciativa la compañía refuerza su compromiso con la sustentabilidad y su meta a largo plazo de aumentar la reutilización de contenido reciclado en todos los materiales que emplea en por lo menos a un 50 % para el 2030.

Cabe destacar que a su vez, Herman Miller trabaja en la reducción de su huella ecológica con el uso de plástico destinado a los océanos en sus cajas de envío reutilizables y en las bolsas de polietileno que protegen los productos durante su transportación.

viridiana.diaz@eleconomista.mx