Reguladores antimonopolios de Estados Unidos aprobaron la fusión por 107,000 millones de dólares entre Anheuser-Busch InBev y SABMiller, las dos mayores cervecerías del mundo, luego de que ambas compañías aceptaron desprenderse de algunos activos en Estados Unidos y preservar la competencia de marcas artesanales.

Molson Coors comprará la participación de 58% de SABMiller en su empresa conjunta en Estados Unidos, MillerCoors, dijeron las compañías. También se desprenderán de los derechos de todas las marcas de cerveza de SABMiller que actualmente son importadas o vendidas bajo licencia en el país.

NOTICIA: SABMiller acepta oferta de AB InBev por 109,000 mdd

AB InBev también accedió a terminar con los programas de incentivos que alientan a los distribuidores de cerveza a vender una mayor proporción de sus productos frente a los de sus competidores.

AB InBev también deberá asegurarse la aprobación del Departamento de Justicia antes de adquirir cualquier marca de cerveza artesanal. Una fuente familiarizada con el asunto declinó detallar cuáles serían las consideraciones específicas a tomar en cuenta para esa aprobación.

NOTICIA: Claves del mayor negocio cervecero del mundo, AB InBev y SABMiller

El acuerdo unirá a las marcas Budweiser y Stella Artois de AB InBev con Miller y Pilsner Urquell de SABMiller. Las compañías representan casi un tercio de la producción de cerveza en el mundo, una cifra enorme frente a la de otras grandes empresas del sector como Heineken y Carlsberg.

La combinación dará a AB InBev un mayor número de cervecerías en América Latina y Asia, además de su ingreso a África, en momentos de debilidad en otros grandes mercados como el estadounidense frente a la popularidad de marcas rivales.

NOTICIA: AB InBev lanza la segunda mayor emisión de bonos

AB InBev reafirmó su plan de cerrar el acuerdo antes de fin de año.

abr