Sin cambios, el pleno de la Cámara de Diputados aprobó la minuta que el Senado de la República le devolvió modificada, por la que se reformó la Constitución en materia de desindexación del salario mínimo. La enmienda implica desvincular el salario mínimo como unidad de referencia de otros precios de trámites, multas, impuestos y prestaciones, entre otros, para contribuir a establecer una política de recuperación del poder adquisitivo de los salarios mínimos y resarcir la pérdida acumulada por más de 30 años.

El decreto aprobado se envió de inmediato a los congresos de los estados para su eventual ratificación, para que la enmienda pueda ser promulgada y entrar en vigor, se requiere del aval de al menos 16 legislaturas locales. En estricto acatamiento de la ley, los diputados se limitaron a discutir y avalar los dos ajustes realizados por los senadores a la minuta original, que desde diciembre del año pasado les fue remitida por la Cámara Baja.

El primer cambio se introdujo al artículo segundo transitorio del decreto original para precisar que el valor inicial diario de la UMA (Unidad de Medida y Actualización) será equivalente al salario mínimo general vigente en todo el país . La referida modificación a cargo de los senadores fue indispensable, puesto que la minuta original de los diputados federales establecía que el valor inicial diario de la UMA sería equivalente al salario mínimo general vigente en las áreas geográficas A y B, cuando desde el pasado 1 de octubre entró en vigor la homologación del salario mínimo para todos los municipios del país.

El segundo ajuste se hizo al artículo quinto transitorio para fijar 120 días naturales para emitir la ley reglamentaria que determine el valor de la UMA, previa aplicación de un método para actualizar dicha medida.

[email protected]