La enmienda en materia laboral pretende hacer realidad el derecho a la igualdad salarial entre mujeres y hombres, sin distinción de factores como la raza u orientación sexual, fundamenta el dictamen.

Para poner fin a la desigualdad salarial, el pleno del Senado de la República aprobó, por unanimidad de 113 votos, un paquete de reformas a 59 artículos de 13 leyes del orden federal y general, cuyo decreto fue remitido a la Cámara de Diputados para su revisión y eventual aprobación o modificación.

Al fundamentar el dictamen, Mayuli Martínez Simón (PAN), presidenta de la Comisión de Estudios Legislativos Primera, explicó que la enmienda en materia laboral pretende hacer realidad el derecho a la igualdad salarial entre mujeres y hombres, sin distinción de raza, de identidad de género, orientación sexual, edad, discapacidades, condición social, económicas, de salud o jurídica.

“Se trata de una reforma histórica en la materia que llega justo en la semana en la que se conmemora el Día Internacional de la Mujer’’.

A pesar de que el derecho a la igualdad salarial está reconocido en la Constitución y que representa una obligación para México que proviene de  las soluciones de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y del Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, así como de la Convención sobre la Eliminación de todas las formas de Discriminación contra la Mujer y la Agenda 2030 de las Naciones Unidas, dijo, nunca se había legislado para fortalecer las reglas y garantizar dicho cumplimiento.

De acuerdo con la OIT, cuyo trabajo está enfocado a poner fin a la injusticia, la pobreza y a acabar con la desigualdad, comentó, en México 58 % de las personas en situación de vulnerabilidad laboral son mujeres, al igual que 64 % de las personas trabajadoras con bajos salarios, por lo que para generar paridad en el salario las mujeres tendrían que laborar meses de 35 días.

“La OCDE destaca que uno de los retos más importantes a combatir en la desigualdad entre mujeres y hombres es la brecha salarial de género. Por ello, debemos reconocer la voluntad de todas las fuerzas políticas representadas en este Senado para sacar adelante la reforma’’.

En su turno, Martha Lucía Micher (Morena), presidenta de la Comisión para la Igualdad de Género, expresó que el cambio legal es muy esperado por millones de mujeres trabajadoras y activistas del Movimiento Feminista para quienes ha sido central en su agenda la erradicación de la brecha salarial entre mujeres y hombres como una vía fundamental para el logro de la igualdad en el ámbito laboral.

Napoleón Gómez Urrutia (Morena), presidente de la Comisión de Trabajo y Previsión Social, dijo que según un informe publicado por el Foro Económico Mundial México es el país latinoamericano donde la brecha salarial es más profunda.

En la Ley Federal del Trabajo, que ya establece que las mujeres disfrutan de los mismos derechos y tienen las mismas obligaciones que los hombres, se adicionó el artículo 164, entre muchos otros, para precisar la obligatoriedad de asegurar “una remuneración igual por trabajo de igual valor’’.

La Secretaría del Trabajo y Previsión deberá crear el Sistema Público de Monitoreo de Prácticas Salariales y Normas del Trabajo. “Las personas trabajadoras podrán denunciar los actos que vulneren el principio de igualdad salarial, y la Secretaría del Trabajo las atenderá, procesará y en su caso aplicará las sanciones conforme a la presente ley’’, cita la enmienda.

rolando.ramos@eleconomista.mx