El programa crediticio de apoyo a las empresas alcanzado entre el Consejo Mexicano de Negocios (CMN) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) por 12,000 millones de dólares se mantiene firme, al ser una operación entre privados que, aunque tiene el visto bueno de la Secretaría de Hacienda por ser accionista del organismo internacional, “no hay aval crediticio ni endeudamiento del gobierno”.

Antonio del Valle, presidente del CMN, afirmó que el presidente (Andrés Manuel López) tuvo “un mal entendido” sobre el aval financiero de la Secretaría de Hacienda, y por supuesto que la dependencia al frente de Arturo Herrera “no está avalando en términos crediticios”, sino como integrante accionista de los programas que anuncia el BID a nivel internacional.

En conferencia telefónica, Tomás Bermúdez, representante del BID para México, destacó que nuestro país “es accionista del BID y como accionista, la Secretaría de Hacienda da visto bueno... (Ha dicho) que es buena iniciativa para apoyar a la cadena de valor”.

Ahondó que las operaciones de factoraje para las empresas no implican riesgos y no requieren aval, simplemente aquellas empresas que deseen adquirir un crédito deberán ser proveedoras de las grandes empresas que pertenecen al CMN.

De hecho, agregó Bermúdez, que el banco ya opera un programa similar desde el 2016, en donde se contaba con un fondo de 400 millones de dólares y ahora será por 1,200 millones de dólares, con las garantías que se le otorgan a las grandes empresas.

“El programa ya se tenía en México de antaño, de manera que subimos la plataforma y vamos a decir para arrancar de una vez, lo que vamos a ir (haciendo) con el Consejo Mexicano es agregar empresas ancla que se quieren sumar para financiar su cadena de valor”, comentó Bermúdez.

Del Valle comentó que hasta el momento se han sumado seis integrantes del CMN, entre ellas Cemex, Mabe, Genomma Lab, Axtel y Nemak, en donde sus proveedores podrán hacer uso de los créditos del BID.

Destacó las bondades del acuerdo crediticio, en donde se apoyarán a 30,000 empresas con un fondo por 12,000 millones de dólares, en donde las grandes corporaciones fungen como anclas al ser compradores. Esto es que, al haber vendido producto o servicios a la empresa adherida al programa, con sólo subir la factura electrónica  se podrá recibir por adelantado el pago  para tener liquidez.

Antonio del Valle explicó que “estamos ante una situación inédita a nivel mundial, en donde el enemigo es el Covid-19 y en México no es excepción; por ello, tenemos que ver la mejor forma de librar la contingencia de salud para liberar la economía y mantener la estructura productiva y que se salven los empleos de los mexicanos”.

Tanto el representante del BID como el empresario aclararon que los préstamos estarán destinados para las empresas que cumplan con los requisitos, es decir, deben estar inscritas en el IMSS y el SAT. El representante del BID explicó que se estima que cada una de ellas acceda a créditos por alrededor de 2 millones de pesos a 90 días y luego se podrá replicarlo hasta por cuatro veces, es decir, por 8 millones al año.

AMLO, molesto

Horas antes de la conferencia del CMN, el presidente Andrés Manuel López Obrador expresó que no se opone a la posibilidad de que el Banco Interamericano de Desarrollo entregue créditos hasta por 12,000 millones de dólares a pequeñas y medianas empresas, pero “siempre y cuando no sea a costillas del erario” ni con el aval de la Secretaría de Hacienda.

Sin embargo, el mandatario dejó ver su molestia por la forma en la que se llegó al acuerdo entre el Consejo Mexicano de Negocios (CMN) y el BID, pues sostuvo: “no me gusta mucho el modito de que se pongan de acuerdo y quieran imponernos sus planes. Si ya no es como antes. Antes el poder económico y el poder político eran lo mismo, se alimentaban, se nutrían mutuamente; ahora ya no, ahora el gobierno representa a todos, hay una separación entre poder económico y poder político”.

En conferencia de prensa en Palacio Nacional, López Obrador también cuestionó que el anunció tenga el aval de la SHCP —lo que fue después desmentido por el CMN. “¿Cómo que se hace un acuerdo y que ahora Hacienda lo avale? ¿Y qué?, ¿Nosotros estamos aquí de floreros, de adorno?, por lo que reiteró que si este acuerdo no es con el aval del gobierno no hay problema.

Liquidez, la petición

Jamás hemos pedido rescate al gobierno: CCE

El dirigente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Carlos Salazar Lomelín, respondió al presidente Andrés Manuel López Obrador que “jamás” han pedido el rescate o apoyo a grandes empresas, lo único que se solicita es liquidez para reactivar al sector productivo mexicano.

Luego de que el jefe del Ejecutivo mexicano advirtiera que su gobierno no otorgará el aval para el crédito entre el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el Consejo Mexicano de Negocios (CMN), el líder de los empresarios en el país aclaró que no pretenden confrontarse, y pidió dejar atrás las divisiones y posiciones partidistas o ideológicas para sostener un “diálogo de altura”, a fin de enfrentar la crisis de salud y económica derivada de la emergencia sanitaria por el Covid-19.

“No queremos la confrontación; no es momento de diferencias”, sostuvo el presidente del CCE, Carlos Salazar, en medio de los señalamientos del presidente López Obrador en el sentido de que no le gustaron “los moditos” del sector empresarial para alcanzar un acuerdo de créditos con el BID.

Para enfrentar la crisis económica causada por el Covid-19, “el presidente (Andrés Manuel) López Obrador no ayuda, ni se deja ayudar”, acusó Gustavo de Hoyos, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana.

El dirigente empresarial sostuvo que AMLO “miente”, pues el programa de financiamiento del BID invest con el Consejo Mexicano de Negocios para 30,000 empresas, “no involucra (como dijo) recursos públicos. Acá estamos en modo de apoyo, ¿y, él?”.

Por la mañana de ayer, López Obrador advirtió que su gobierno no otorgaría el aval a través de la Secretaría de Hacienda porque no endeudará al país y enfatizó que no le gusta mucho “el modito de que se pongan de acuerdo y quieran imponernos sus planes, pues ya no es como antes” e incluso advirtió que no es un florero.

“Tenemos que estar muy pendientes: imagínense que el presidente se entera de que ya hubo una arreglo y que van a pedirle que Hacienda avale, si es que así lo imaginaron, o cuando dijeron que el gobierno se adhiera a nuestro plan económico, ¿cómo? Es mucha la prepotencia. No es pleito, es confrontación de ideas, es por el bien de todos”, indicó. Antonio del Valle, presidente del CMN, aclaró que el presidente López no tenía por qué conocer sobre las negociaciones que se realizaban con el BID, pues la iniciativa privada no puede comunicar todo lo que hace al interior de su gremio.

[email protected]