La Comisión Federal de Electricidad (CFE) llega a Estados Unidos y definirá este jueves a las empresas que construirán y operarán los gasoductos que llegarán a la frontera de México para abastecer el corredor eléctrico de Samalayuca y Ojinaga, en Chihuahua, y que significan una inversión cercana a los 950 millones de dólares.

Este proyecto lo hace la CFE totalmente en Estados Unidos, en donde se licitará un contrato de transporte de gas natural a 25 años. Las novedades del concurso son las siguientes: se hace ya con la CFE como una empresa productiva del Estado, se requieren garantías financieras directas para solventar el proyecto y se trata de ductos interestatales, que cumplen regulaciones estatales y que van a poder mover gas natural tanto de Estados Unidos hacia México como para exportar el hidrocarburo desde el lado mexicano.

La nueva infraestructura la conforman dos ductos que inician en el hub de gas natural en Waha, Texas; uno se mueve hacia Samalayuca, con una extensión de 300 kilómetros, y otro a Ojinaga.

El primero moverá cerca de 450 millones de pies cúbicos diarios (mmpcd) y tiene un costo cercano a los 550 millones de dólares; el segundo va de Waha hacia Ojinaga, con una capacidad de 1,250 mmpcd y la inversión aproximada será de 400 millones de dólares.

En este proyecto la CFE hizo un proceso de licitación en el que se hizo una solicitud de propuestas, que incluyen el diseño, desarrollo, construcción y operación del ducto de gas natural con un diámetro de 42 pulgadas.

Entre las empresas involucradas en el proyecto están Strasburger & Price, LLP; Dimension Energy Services, LLC; Operadora Mexicana de Gasoductos; Sempra US Gas & Power; Bracewell & Giuliani; Crestwood Midstream Partners LP; Gardere, Arena y Asociados; CAE; Williams; Abengoa; Energy Transfer Partners; Spectra Energy Transmission, LLC; Tarahumara Pipeline USA Inc; Enbridge Energy, Limited Partnership; Thompson & Knight LLP; GDF Suez /Net Midstream; TransCanada Pipelines US; Enterprise Products Operating LLC; Marubeni Corporation.

La empresa que sea seleccionada por la CFE como el postor ganador (denominado aquí como el adjudicatario o transporter ) será el responsable de garantizar que el diseño, construcción, instalación del ducto y que los equipos de compresión, regulación y operación sean suficientes para proporcionar los servicios especificados. Los ductos deben entrar en operación comercial el 31 de enero del 2017.

[email protected]