La ciudad de Amsterdam y el portal web de búsqueda de alojamiento Airbnb anunciaron este jueves un acuerdo, el primero de este tipo en Europa, para recaudar un impuesto hotelero en la capital holandesa, una de las diez ciudades más visitas por sus usuarios.

Este acuerdo "simplificará el pago del impuesto hotelero, al recaudar y pagar estos impuestos a partir del 1 de febrero en nombre de aquellos que albergan a los turistas", indicó el portal estadounidense, líder de alojamiento en viviendas particulares.

Los propietarios de los hoteles de la ciudad habían protestado previamente contra los usuarios del portal norteamericano, que pone a disposición 10,000 viviendas en la ciudad. Estos usuarios no pagaban hasta el momento ningún impuesto hotelero.

En noviembre, Airbnb había mostrado su interés en la recaudación de un impuesto hotelero en Montreal (Canadá). En San Francisco (Estados Unidos), donde el portal nació en 2008, los visitantes deben pagar desde octubre un impuesto de 14 por ciento.

Entre las ciudades más visitadas, se encuentra Montreal, Amsterdam, París, Barcelona o Nueva York. Airbnb reivindica más de 17 millones de usuarios y viviendas en más de 34,000 ciudades de 190 países.

erp