Al menos una persona murió en un accidente que ocurrió el jueves en una refinería del norte de México, informó Petróleos Mexicanos a través de su cuenta oficial de Twitter.

La petrolera indicó que la víctima fue un trabajador de la planta y que el accidente pasó mientras realizaba labores de mantenimiento "y entró en contacto con ácido sulfhídrico".

La refinería, situada en el estado de Tamaulipas y a orillas del Golfo de México, procesa habitualmente 186,000 barriles al día, según datos de la paraestatal.

México cuenta con seis refinerías en todo el país, un sistema insuficiente para la demanda de gasolina del país, por lo que la nación debe importar en torno a la mitad del combustible que consume.

Además, aunque según la página de internet de Pemex estas instalaciones tienen una capacidad de 1.5 millones de barriles diarios.

En 2016 se refinó por primera vez menos de un millón de barriles al día. En parte, según los expertos, debido a los problemas de mantenimiento que tiene esas plantas.