Al menos 50 personas han muerto en choques que involucraron autos de General Motors con mecanismos de encendido defectuosos.

El abogado Kenneth Feinberg, contratado por GM para compensar a las víctimas, dio la nueva cifra este lunes.

Faltando cinco días hasta el plazo para presentar reclamos, Feinberg ha recibido 338 reclamos por muertes y 2,730 por lesiones.

Hasta ahora ha dictaminado que 50 muertes y 75 lesiones merecen compensación.

GM sabía de los defectos en el encendido del Chevrolet Cobalt y otros autos pequeños desde hacía más de 10 años, pero los retiró apenas en febrero de 2014.

La llave se sale de la posición de encendido, con lo cual se detiene el motor, falla la dirección asistida y se apagan las bolsas de aire.

Feinberg dejará de recibir reclamos el 31 de enero.

erp