Airbnb alcanzó un total de 500 millones de arribos de huéspedes en el mundo, y aunque sus primeros anfitriones fueron hombres actualmente más de la mitad de hospedadores son mujeres. 

La empresa de alojamiento precisó que se han expandido a casi todos los rincones del mundo, y desde que se fundó los anfitriones ganaron más de 65,000 millones de dólares; en Latinoamérica, en promedio, son más de 157,000 los huéspedes que utilizan la plataforma por noche.

Estos 500 millones de arribos de huéspedes de Airbnb, expuso en un comunicado, se produjeron en hogares y alojamientos a lo largo de todo el mundo, incluida la categoría de alojamientos únicos.

Destacó que los invitados tienen la posibilidad de elegir entre más de 6,000 millones de hogares, yurtas, casas en los árboles, barcos y más, repartidos por los seis continentes, así como más de 25,000 experiencias disponibles en más de 1,000 ciudades. 

Hay más de 14,000 Tiny houses en Airbnb (de las cuales casi tres mil se encuentran en Latinoamérica), más de 1,000 castillos y más de 2,400 casas en los árboles, subrayó la empresa.

Las ciudades que recibieron más de un millón de huéspedes son Auckland, Nueva Zelanda; Ciudad de México, México; Ciudad del Cabo, Sudáfrica; La Habana, Cuba; Split, Croacia; Chongqing, China; y Busan, Corea del Sur.

En tanto, en Latinoamérica recibió más de 33 millones de arribos a lo largo de los años y son más de 140 las ciudades latinoamericanas con más de 1,000 alojamientos disponibles en la plataforma.

Airbnb indicó que aunque los primeros anfitriones (Brian y Joe) fueron hombres, hoy en día más de la mitad de los invitantes del mundo son mujeres; más de un millón de los anfitriones tiene más de 50 años y más de 400,000 son mayores a 60 años. Los adultos mayores (+ de 60 años) representan el grupo demográfico que más rápido creció en Estados Unidos. 

Finalmente, agregó que casi el 70% de las reservas en los últimos tres años fueron por huéspedes menores de 40 años.

Cabe señalar que en febrero pasado, autoridades de la Secretaría de Turismo (Sectur) destacaron la necesidad de realizar un estudio sobre las características de este comercio digital, para elaborar una normatividad que permita tener su registro y fijar las normas de seguridad y calidad, para quienes lo utilicen.

Así como diseñar una reglamentación para llevar a la formalidad estos servicios de alojamiento.