En agosto de este año se generaron 128,900 empleos formales, la cifra más alta para un octavo mes desde que se tiene registro (1994), informó el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

El empleo permanente impulsó los datos positivos en agosto de este año al generar 97.7% de los registros, en los que los empleados contarán con contratos de trabajo por tiempo indefinido.

Cabe resaltar que es la mayor generación de empleo para un mes de agosto con puestos de trabajo permanente; mientras que las personas que fueron contratadas de manera eventual sumaron 2,904.

De hecho el empleo eventual lleva dos meses consecutivos con cifras bajas; y considerando que en febrero de 2020 había un registro de 2.9 millones, en agosto de este año hay una caída de 11.4%, además de que el mes de agosto de 2021 se trata de la mayor baja en la generación de empleo eventual desde julio de 2010.

Analistas estiman que a 20 meses de que se afectó el mercado laboral por la pandemia, ya solo falta el 0.9% del empleo total para recuperar los niveles previos a que se decretó el confinamiento por la presencia de coronavirus.

El crecimiento del empleo se da en un contexto en el que las empresas, en agosto, se encontraban en proceso para reconocer a los trabajadores subcontratados y realizar la “sustitución patronal” correspondiente, “lo que puede reflejarse en los datos que se reportan en el IMSS, como un movimiento de trabajadores”, apuntó Héctor Márquez, presidente de la Asociación Mexicana de Empresas de Capital Humano (AMECH).

Con lo anterior, “la creación de empleo de enero a agosto del presente año es de 647,091. En este lapso, se incrementó en 804,519 el empleo permanente y se redujo en 157,428 el empleo eventual”, detalló el IMSS.

Armando Leñero, presidente del Centro de Estudios para el Empleo Formal (CEEF), explicó que considerando el registro total de trabajadores, la recuperación de puestos de trabajo, afectados por la pandemia, es de un total de 192,713 puestos de trabajo.

“Si bien no es tan grande la creación de empleo; lo cierto es que estamos retomando crecimientos de 4% que veníamos viendo en los últimos años; es lo que mínimo se requería; pero hoy por la población adicional necesitamos generar más de 1.2 millones de empleos. Ahora crecemos lo que se debe crecer, pero todavía falta una mayor recuperación”, añadió.

De acuerdo con el IMSS, de las empresas que se identificaron como subcontratación u outsourcing, en las que se concentran alrededor de 5 millones de trabajadores, ya han migrado 2.7 millones a los patrones reales; en este universo de trabajadores el salario subió de 471.9 a 528.2 pesos en promedio, lo que equivale a un incremento del 12 por ciento.

Asimismo, se ha informado que hasta el momento no hay impactos negativos por la reforma, ni en el empleo, como un crecimiento en la informalidad.

El IMSS indicó que los sectores económicos con el mayor crecimiento anual en puestos de trabajo son el de transportes, con 9.3%, extractivo con 7.0% y transformación con 7.0%. Por entidad federativa, destacan Quintana Roo, Tabasco y Nayarit con crecimientos por arriba del 10 por ciento.

Al cierre de agosto, se tienen registrados ante el Instituto 1 millón 38,286 patrones, lo que representa una tasa de variación anual de 3.6 por ciento.

pilar.martinez@eleconomista.mx